Cusinato contra el gobernador

El diputado de la Nación por la UCR, Gustavo Cusinato señaló ayer que "la provincia necesita que el gobernador Sergio Urribarri, asuma su condición de jefe de estado, se ponga de una vez por todas a trabajar y convoque a todos los sectores sociales para consensuar un plan anticrisis."
Cusinato expresó que "nos enfrentamos a la peor crisis económica y financiera desde la Segunda Guerra Mundial que tiene epicentro en los países centrales, pero que está caracterizada por la velocidad de su propagación, la complejidad para encontrar una salida y la lentitud de los estados para poder responder con eficiencia". "Este escenario internacional –dijo- coloca a nuestro país y a nuestra provincia en una nueva etapa que, como toda crisis, trae aparejada una oportunidad para construir salidas conjuntas con nuevas actitudes y practicas".

También consideró que "no se puede subestimar la situación ni pensar que no tendremos efectos en nuestra provincia, porque la crisis internacional acentúa problemas anteriores al estallido internacional y que hoy se manifiestan en todos los sectores de la economía provincial con diferentes alcances". "Los que están al mando del gobierno –enfatizó Cusinato- deben convocar a todos los sectores en un comité de crisis para consensuar las políticas publicas provinciales en la legislatura provincial y los concejos deliberantes de cada ciudad, construir una agenda centrada en las cuestiones urgentes que se deben resolver, ligadas a la defensa y promoción de nuestra producción y a la defensa de nuestros trabajadores y empleados, que ven disminuir sus salarios por el aumento desmedido de los servicios públicos. Las medidas implementadas en la emergencia deben tener una sustentabilidad en el mediano plazo para el desarrollo de nuestra infraestructura económica, nuestro sistema educativo, la salud, el medio ambiente y la seguridad ciudadana". "Todos sabemos que el campo es el motor de la economía entrerriana y en forma urgente debemos destrabar su funcionamiento con medidas positivas (como fue la emergencia económica, aunque ésta sea insuficiente) y organizar la ayuda por una vía institucional que pueda construir confianza en otras herramientas financieras o impositivas de promoción de las exportaciones".

Comentá la nota