Curtarsa: vence el plazo por el certificado de aptitud ambiental

El próximo martes concluyen los 30 días que tiene la empresa para presentar el pedido de renovación de ese documento. Se desconoce si la curtiembre inició el trámite. Desde Provincia no respondieron la consulta de este bisemanario.
La próxima semana podrían registrarse importantes novedades en la problemática ambiental y social generada por Curtarsa. En principio, el martes vence el plazo de un mes que tiene la curtiembre para presentar el trámite de renovación del certificado de aptitud ambiental, documento que caducó el 22 del mes pasado.

Hasta el momento se desconoce si Curtarsa realizó ese paso, aunque desde el municipio dan por descontado que la industria cumplirá con el requisito inicial para obtener la renovación. Esa convicción parte de un dato clave: contar con el certificado resulta fundamental para que la empresa pueda continuar con su funcionamiento. En caso de carecer de ese permiso, la Municipalidad podría revocarle la habilitación.

Según se especifica en la página del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), el trámite "deben realizarlo las industrias una vez vencido el certificado de aptitud ambiental que ya poseen para obtener uno nuevo por otros dos años".

Dentro del mes posterior, la firma interesada "debe cumplir con los requisitos establecidos. Alcanza a los establecimientos categorizados en la Tercera Categoría y a los de Segunda Categoría en el caso en que los municipios correspondientes no cuenten con convenio de delegación de esa función".

Concretada la presentación, se inicia un proceso que recae en el OPDS e incluye la evaluación de los antecedentes y la documentación presentada, la realización de relevamientos ambientales y la elaboración de informes técnicos finales. Si bien la normativa no establece un tiempo máximo exacto, se calcula que ese trabajo de análisis demora unos cuatro meses, dependiendo de la complejidad del caso. En ese sentido, "es importante destacar que se pueden producir retrasos por la carga de trabajo en la parte técnica y en la parte administrativa posterior".

EXPECTITIVAS

El pedido de renovación del certificado de aptitud ambiental de Curtarsa coincide con el cambio de autoridades dentro del OPDS: Ana Corbi dejó la Dirección Ejecutiva, y fue reemplazada por José Manuel Molina, ex senador y vecino de Pilar, cuyo nombramiento está lejos de generar expectativas en las innumerables organizaciones ambientales diseminadas en el territorio bonaerense.

De acuerdo a las consultas realizadas por EL CIVISMO, el municipio ya piensa en una reunión con los nuevos responsables del OPDS para volver a plantear la posición que mantiene el gobierno de Graciela Rosso sobre el tema Curtarsa.

La intención del Departamento Ejecutivo local es que Provincia, además de no renovarle el certificado, determine que la empresa inicie el trámite desde cero, situación que la obligaría a recurrir al nivel municipal. La gestión que interinamente conduce Hernán Mosca mantiene su postura técnica contraria a que Curtarsa acceda a la renovación. Puertas adentro de la Casa Municipal saben que si el OPDS hace caso omiso a ese pedido y accede a la solicitud de la curtiembre, el margen de acción de la Municipalidad quedaría sensiblemente acotado.

En tanto, desde el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible no supieron contestar la consulta efectuada por este medio sobre si Curtarsa presentó o no el pedido de renovación. La encargada de prensa se comprometió a entregar esa información el próximo lunes.

Comentá la nota