Un cura argentino apoyó al Papa quien dijo que los preservativos no previenen el Sida

Un cura argentino apoyó al Papa quien dijo que los preservativos no previenen el Sida
El Pontífice había manifestado que "el Sida no se resuelve repartiendo preservativos". Hoy el ex vocero del cardenal Bergolio, defendió los dichos de Benedicto XVI.
A tono con las delcaraciones de Papa, Benedicto XVI, quien afirmó en el Africa que "la distribución de preservativos no resuelve sino que agrava los problemas" el sacerdote Guillermo Marcó, ex vocero del cardenal Jorge Bergoglio, aseguró hoy que "es mentira" que el preservativo sea "una solución y una panacea" para combatir la pandemia del sida, al defender las declaraciones del papa Benedicto XVI. "Vender que los profilácticos son una solución y una panacea con relación al sida, es una mentira", aseveró el sacerdote en declaraciones radiales.

Marcó dijo que "está más que comprobado que en lo que es anticoncepción, un profiláctico tiene un índice de error que ronda, según las estadísticas, en un 8 por ciento". "Una persona no puede quedar embarazada todo el tiempo, solamente algunos días en el mes. En cambio, el sida se contagia los 365 días del año", comparó.

El sacerdote precisó que "el virus del sida es como la cabeza de un alfiler comparado con el tamaño de un espermatozoide, que es como una pelota de fútbol". "Entonces, si se filtra por los poros el espermatozoide, porque está mal colocado o por lo que fuera, y existe la posibilidad del embarazo, también esta la posibilidad del contagio usando un preservativo", manifestó. "Por lo tanto, decir use preservativo y tenga sexo seguro eso sí es mentira", subrayó.

En Argentina, el ministerio de Salud de la Nación promueve el uso del preservativo como forma de prevenir el sida, un recurso considerado clave en los planes internacionales contra la pandemia.

Tras lamentar "cierto clima de hostilidad" hacia todo lo que diga Benedicto XVI, consideró que "se supone que (el Papa) le habla a gente católica" y recordó que en la Iglesia hay una "postura" definida en cuestiones de anticoncepción. No obstante, estimó que "si una persona va a tener relaciones en forma irresponsable, es verdad que tiene el riesgo de contagiarse sida".

Ayer, el Papa calificó el sida como "una tragedia que no puede resolverse sólo con dinero, que no puede resolverse con la distribución de preservativos, que incluso agrava los problemas".

Benedicto XVI hizo esas consideraciones en el avión que lo transportaba hacia Africa, el continente con más alto porcentaje de personas enfermas e infectadas por el virus del HIV.

Las declaraciones del Papa, que provocaron una polémica mundial, fueron realizadas a modo de respuesta al pedido que hizo un grupo de católicos de Camerún para que se autorice el libre uso de profilácticos en la prevención de la enfermedad.

Las expresiones del Papa provocaron numerosas críticas de organizaciones no gubernamentales en todo el mundo. En Alemania, una asociación de lucha contra el sida acusó a Benedicto XVI de "cometer un acto de cinismo y de desprecio a la Humanidad".

En tanto, el gobierno francés se manifestó formalmente contra la posición de la Iglesia, al afirmar que "ponen en peligro las políticas de salud pública y los imperativos de protección de la vida humana".

Comentá la nota