El Cuqui es contagioso

El Cuqui es contagioso
Silvera jugó 35 minutos para el equipo titular. No la metió, pero hubo goleada 4-0, tres de Gandín. ¿Llegará al debut?
Desde el técnico hasta el último suplente, el ánimo de todos en Independiente cambió la semana pasada con la llegada de Andrés Silvera. Para muchos, el Cuqui es, por características de juego y sus 16 gritos en la conquista del Apertura 02, la solución que el equipo pedía a gritos para escasez de gol que padeció en el Clausura (sin un referente del área, la red fue propiedad de Montenegro, quien se llevó sus 12 festejos a México). Pero a su vez, el delantero era requerido por que la experiencia de sus 32 años llegó para apuntalar a un plantel joven y necesitado de referentes.

Es por esto último, y más allá de que el chubutense no está al 100% en lo físico, que Gallego se animó ayer a tirarle la pelota y que haga fútbol con sus nuevos compañeros. Lo puso de entrada para los titulares (jugó 35 minutos; lo reemplazó Busse) y, si bien no la metió, contagió a sus compañeros para redondear un 4-0 ante un combinado juvenil. Ahora dependerá del técnico, y del estado físico de Silvera, saber si ante Newell's irá de entrada o si tendrá un lugar entre los suplentes.

Precavido, por si le toca arrancar el Apertura el viernes, el Tolo dispuso para ayer la práctica formal de fútbol de la semana. Y en ensayo de una hora, a puertas cerradas, se acercó mucho -pueden cambiar los nombres pero no la idea de juego- a lo que se verá en el debut contra los rosarinos. Es decir, una línea de cuatro atrás, un doble cinco de quite y juego, tres enlaces que rotan y un 9 en el área.

Lo bueno para Gallego es que del medio hacia arriba, en este 4-2-3-1 que quiere imponer, tiene variantes para elegir. Ayer optó por Darío Gandín, Leonel Núñez (recuperado de una contractura) y Patricio Rodríguez. Aunque a la hora de conducir, Walter Busse y Nicolás Martínez -aunque sufrió una distensión en el posterior derecho- también se anotan. Y no hay que olvidarse de Federico Mancuello, quien sigue recuperándose de una tendinitis. También Machín se ofrece como variante. Y esperan por Ignacio Piatti, y por el mendocino Martín Gómez... Y si el Cuqui no está desde el arranque, el Chipi bien se gana un lugar entre los 11: él y Acevedo fueron los únicos que arrancaron de titular en los siete amistosos. Y como 9: ayer convirtió dos veces y en los compromisos de pretemporada también respondió, con otros cinco gritos. Los otros tantos de la práctica los metieron Pato y Vella. Quedó a la vista: lo del Cuqui es contagioso

Comentá la nota