Cupeiro decía ser dueño del avión de Jaime, pero lo negó ante la Justicia

El ex piloto de Turismo Carretera y ex socio de Zulemita Menem se presentaba ante los pilotos como uno de los propietarios de la aeronave que el ex secretario de Transporte usaba como propia. Además, el 18 de abril viajó a Mar del Plata en compañía del intendente de Vicente López, Enrique García. Sin embargo, Jorge Cupeiro negó todo ante la Justicia.
"Soy uno de los dueños del avión." La presentación fue contundente. Era el 18 de abril de 2009, cerca de las 11 de la mañana. ¿El lugar? La pista central del Aeropuerto de San Fernando. Así, sin miramientos, fue la presentación de Jorge Cupeiro, según tres fuentes independientes a las cuales accedió PERFIL. Sin embargo, ante la Justicia Federal el ex piloto de Turismo Carretera y ex socio de Zulemita Menem negó cualquier vinculación con la aeronave que el ex secretario de Transporte usaba como propia y que decretó su tumultuosa salida del Gobierno nacional.

Cupeiro declaró el jueves, bajo juramento, y ante la atenta mirada del juez Norberto Oyarbide, que sólo se subió al Lear Jet matrícula N786Y en dos oportunidades, cuando fue invitado a viajar a Mar del Plata. Según Cupeiro, el que lo invitó fue Manuel Vázquez, operador y mano derecha de Ricardo Jaime, que además lo acompañó en una oportunidad. PERFIL confirmó que el primer vuelo a Mar del Plata salió de San Fernando el 9 de mayo a las 12.30. El segundo vuelo fue el 18 de abril. En esa oportunidad, Cupeiro no fue solo: lo acompaño Enrique "Japonés" García, radical K e histórico intendente de Vicente López.

Manuel Vázquez, el empresario más cercano a Ricardo Jaime es la cara visible de Pegasus Equity Investment, una empresa basada en Costa Rica y que formó parte de un fideicomiso para la compra del avión. La financiación de la operación corrió por parte de Elkcrest Investments LTD, radicada en las Islas Británicas, que aportó 3,4 millones de dólares. Mediante un acuerdo, Vázquez le devolvería el dinero a Elckrest en cuotas trimestrales de 287 mil dólares. La próxima cuota vence el 1º de octubre.

Pero Elkcrest, con acciones al portador, tendría su cara visible: Jorge Cupeiro, que llegó a la operación de la mano de Carlos Colunga, gerente de Macair Jet SA, la empresa aeronáutica de Franco Macri, que por contrato iba a quedar a cargo de la explotación del avión. Colunga y Cupeiro se conocen desde hace más de 30 años, son amigos íntimos y forman parte de un selecto grupo que se reúne todas las mañanas en Pepino, una tradicional confitería de San Isidro. En ese lugar conocieron a Manuel Vázquez y ahí se gestó la operación de compra del avión. Colunga, que ya declaró, fue nuevamente citado por "inconsistencias" en su testimonio, pero le pidió a la Justicia prorrogar la citación por un viaje a San Pablo, según afirmaron a PERFIL fuentes con acceso a la causa. La Justicia cree que el gerente de la empresa del Grupo SOCMA "no dice la verdad" sobre la intenciones que había detrás de la compra del avión. Según relató este diario, con información que solicitó la Justicia, la intención de Colunga era mantener contactos fluidos con Vázquez, para poder obtener facilidades a la hora de solicitar las licencias habilitantes de Macair, embarcada en un negocio millonario en una línea aérea regional en sociedad con el gobierno del Chaco. Además habría un sobreprecio de 800 mil dólares que terminó rompiendo la relación entre Colunga y Vázquez. Ayer, PERFIL accedió a una demanda que Elkcrest le inició en los Estados Unidos a Pegasus, la empresa de Vázquez, por no respetar el contrato de operación del avión. Las partes no se hablan, y el avión todavía descansa en Montevideo. Ayer declaró ante la Justicia Jorge Arbaiza, ingeniero de Macair, que mantuvo lo declarado por Colunga: el hijo de Manuel Vázquez estaba a cargo de la operación. En la otra punta, Jaime descansa en Córdoba.

Demanda contra el lobbista de Jaime

Firmado por el abogado Joel Magol-nick, de un estudio de Miami, Elkcrest Investments le inició una demanda judicial a Pegasus Equity Investments por no cumplir con los acuerdos firmados en los Estados Unidos para la operación del avión que Jaime usaba como propio. Según las nueve paginas de la demanda, Magolnick intima a Pegasus, al haber roto el contrato, a pagar de forma inmediata los 3,4 millones de dólares que puso para la operación de compra. Además afirma que el avión no está afectado a la empresa Macair, algo que debía respetarse, que está en el hangar de una empresa "no determinada" y que además no se le respetaron las 150 horas que le corresponden para volar el avión.

El detalle más singular es que Elkcrest dice no haber aceptado nunca que el avión pasara a tener matrícula argentina, algo que, según Colunga, era lo que no quería hacer Pegasus. Este diario llamó a Magolnick en dos oportunidades pero el abogado, según su secretaria, no estaba disponible.

Pegasus inhallable

Manuel Vázquez, es la mano derecha de Ricardo Jaime. En la operación del avión, es la cara visible de Pegasus Equity Investment, una ignota empresa radicada en Costa Rica. Según los contratos, Pegasus tiene sus oficinas en el Centro Corporativo Plaza Roble, Edificio El Patio, 3º piso, en San Rafael de Ezcazu, en las afueras de San José. PERFIL se comunicó con los administradores del edificio, que negaron que una empresa con ese nombre tenga oficinas en ese edificio. En el tercer piso sólo hay tres compañías: Contisa, Zyxtel y un estudio de abogados. Ninguna de las tres tiene vinculación alguna con Pegasus, ni con Manuel Quintana Chávez, su presidente.

Además de la dirección, la empresa de Vázquez dejó en todos los documentos que corresponden al contrato del avión un mail de contacto: losilusos@yahoo.com.ar; desde esa casilla tampoco respondieron los correos que envió PERFIL.

Comentá la nota