Las cuotas del monotributo subirán al ritmo del aumento del salario mínimo

Las cuotas del monotributo subirán al ritmo del aumento del salario mínimo
Es un proyecto de ley que prepara la AFIP. La medida mejorará los ingresos de las obras sociales y del sistema previsional. También tendrá movilidad el tope de facturación
El monotributo se actualizará al menos una vez al año por el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), según el proyecto de ley que prepara a toda máquina el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, para enviarlo al Congreso en las próximas semanas.

“Buscamos un enganche de la ecuación económica con el Salario Mínimo, Vital y Móvil, para tener un método de ajuste y no sólo parámetros fijos en pesos”, indicó Echegaray, y añadió que el SMVM “será plataforma sobre todo para el monotributo social”.

“Además del blanqueo, la moratoria y la regularización laboral, el primer tema que tengo entre manos en este momento es el monotributo”, confesó el funcionario, y añadió que habrá cambios en las escalas pero que el resto de los cambios “están en debate”.

Fuentes de la CGT indicaron que la central obrera le entregaron en mano a Echegaray un proyecto para que por lo menos el componente destinado a las obras sociales se ajuste por el SMVM para que crezca junto con ese indicador ingreso como ocurre en el caso de los empleados en relación de dependencia.

El monotributo registró un aumento de 27% recientemente en forma retroactiva a diciembre del aporte correspondiente a las obras sociales de los gremios, después de la amenaza de la CGT de cortales los servicios a los beneficiarios.

Precisamente, son los gremios los que vienen impulsando que el monotributo se ajuste automáticamente para no tener que pasar todos los años por un trámite en el Ministerio de Salud para lograr el aumento del componente a las obras sociales.

Fuente de la AFIP vienen confesando que, a los fines del control de la evasión fiscal, muchos funcionarios preferirían que el monotributo desapareciera.

Por este motivo algunos otras cambios que estarían en debate apuntan a reducir el conjunto de candidatos al monotributo reduciendo de 3 a 2 las actividades simultáneas que se pueden sumar para categorizarse en el monotributo. Para el comercio esto significa tener sólo dos bocas de expendio.

Otra limitación sería que a las categorías más altas se les pediría un mínimo de empleados que llega a 3 en el tope.

Además, un profesional no podrá tener un negocio o pasará a ser “inscripto en IVA”, ya que se prohibiría a quienes se dedican al comercio prestar además servicios.

En este camino de eliminar monotributistas del padrón, la AFIP lanzó en los últimos días una campaña de intimaciones a 2.048 monotributistas, y logró que pasaran a contribuir como inscriptos en el IVA y Ganancias el 40% de los que recibieron las cartas o visitas de los inspectores, ya que habían excedido los parámetros del Régimen Simplificado.

Sin embargo, esto no siempre es adjudicable al contribuyente, ya que las escalas del monotributo no se modifican desde hace una década y cada cuatrimestre más monotributistas exceden los topes por simple efecto de la inflación.

Por otra parte, la AFIP tomó una nueva medida en contra de la operatividad práctica del monotributo, al obligar a las empresas a controlar que sus proveedores pequeños no pasen los topes de facturación vigentes para encuadrar en el Régimen Simplificado, estableciendo un régimen de retención de Impuesto a las Ganancias e IVA, que comenzará el 1 de abril próximo y será aplicable a los pagos que las empresas efectúen a estos contribuyentes.

Con esa medida, la AFIP traslada a los particulares el control de los monotributistas que se salen del régimen, ya que obliga a las empresas a llevar una cuenta corriente y controlar que su proveedor no exceda los límites, y en caso de que esto pase, a que haga la retención.

Comentá la nota