Las cuotas de los colegios privados subieron un 15 %

El Ministerio de Educación de la provincia autorizó a los establecimientos a absorber los mayores costos laborales derivados de los incrementos salariales a los docentes.
Las cuotas de los colegios privados de la ciudad sufrieron aumentos de alrededor de un 15 por ciento, según se pudo corroborar entre los padres que envían a sus hijos a instituciones privadas.

La queja de las familias no se hizo esperar. Una mujer que envía a su hija al colegio Calvario, se enteró de la mala noticia por el recibo: un ítem extra anunciaba el "incremento provisorio" de un 15 por ciento. Pagó en marzo $ 287, mientras que diciembre de 2008, la cuota era de $ 249.

"No es el único aumento durante el año pasado", dijo. Según las boletas que guarda cuidadosamente, en agosto de 2008 abonó un arancel de $ 225. En ocho meses, la cuota subió 62 pesos.

"Vamos a terminar teniendo una educación para pobres y otra para ricos, porque en la forma que están subiendo las cuotas se convierten en inaccesibles para la gente de clase media", dijo José, padre de una nena que asiste a la primaria del colegio Lasalle, y que pasó de pagar $ 310 en marzo a $ 370 este mes. Es decir, alrededor de un 19 %, un poco más que la suba promedio.

"Si nuestros chicos se pasaran a las escuelas públicas, el Estado no estaría en condiciones de absorberlos porque no hay bancos suficientes. Por lo tanto, el aumento de las cuotas no es problema de los padres, sino del sistema educativo", opinó.

Cada vez que el gobierno otorga un aumento a los maestros públicos (el último fue del 15 % en marzo), ese ajuste se traslada a colegios privados debido a que la cuota se calcula en base al sueldo actualizado de un maestro de grado.

Cerca de mil pesos por dos hijos

María tiene dos hijos que estudian en el colegio Inmaculada. Entre cuotas del colegio y del centro deportivo Ateneo, desembolsa cerca de mil pesos por mes.

El incremento fue del 15 % para el hijo que asiste a la primaria: de $ 397 en marzo pasó a pagar $ 458 en abril, 61 pesos más. Y del 16 % para el que va al secundario (de $ 275 a $ 319). "También pagué unos 30 pesos más por cada cuota en conceptos que desconozco porque no están aclarados", reclamó la mujer.

A su cuenta se suma el Ateneo, que es opcional. Abona 95 pesos por grupo familiar más 40 pesos por cada actividad deportiva de sus hijos.

"Conscientes de que los colegios no pueden afrontar los incrementos que se han visto obligados a otorgar, es que el Ministerio de Educación ha autorizado estos aumentos", dice la nota que recibieron los alumnos del tradicional colegio ubicado en el sur. El texto asegura que esos incrementos "son imprescindibles para el funcionamiento de la institución".

Otro nene que va al Sara Faisal, pagó $ 104 en marzo, y $ 122 en abril, un 17 por ciento más.

Elección

"Mientras los ingresos de muchos papás se mantienen, las cuotas de los colegios se están volviendo prácticamente inaccesibles para los que pertenecemos a la clase media y cada vez hay que hacer un sacrificio mayor para pagarlas", consideró la mamá que envía a sus hijas al Calvario.

"Hay que tener en cuenta que al valor de la cuota algunos tenemos que sumarle otras actividades que no ofrece la escuela, o si las brinda hay que reforzarlas, como natación o inglés. Igual, la escuela privada es una opción que seguimos eligiendo porque el nivel educativo y de contención hacia los chicos es muy bueno", añadió.

"Creo que en general la escuela pública no ofrece hoy condiciones adecuadas para que los chicos aprendan: las maestras están desbordadas y la disciplina es muy difícil de controlar, algo que -salvo casos puntuales- no sucede en el colegio que elegimos", consideró.

Comentá la nota