Cuota Hilton, un cambio que ya rechazó el campo

Ahora será competencia de la ONCCA y no de Agricultura. Quienes quieran competir deberán garantizar el abastecimiento interno y los empleos.
El Gobierno anunció ayer la nueva reglamentación del esquema de asignación y distribución de la Cuota Hilton, que establece que la nueva autoridad de Aplicación será la Oficina de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), en lugar de la Secretaría de Agricultura.

Entre los cambios, además, se exigirá como requisito para los frigoríficos exportadores y grupos de productores que quieren competir por una cuota-parte de la cuota Hilton, tener un abastecimiento en el mercado interno y mantener los puestos de trabajo en las plantas.

La medida le otorga más poder a la ONCCA, en medio de los reclamos de dirigentes de la oposición y de las entidades agropecuarias, que pedían, justamente, lo contrario.

Los nuevos parámetros anunciados en el sistema de asignación y reparto de la cuota Hilton fueron rechazados por los referentes del sector agrario, que advirtieron que "deja fuera de la cancha" a los pequeños productores, y premia a los grandes grupos económicos.

La cuota Hilton son los cortes de carne vacuna sin hueso de alta calidad y valor destinados al mercado de la Unión Europea, y en el caso de la Argentina para el ciclo 2008/09 tuvo asignado un cupo de 28.000 toneladas, que se cumplió en un 99,97%, el valor más alto de los últimos 8 años, y significó un ingreso de divisas de 336 millones de dólares.

La ceremonia realizada en el Salón de Mujeres de Casa de Gobierno fue encabezada por la presidenta Cristina Fernández, y no asistieron los máximos dirigentes de las entidades agropecuarias, que enviaron referentes de segunda línea.

La Ministra de la Producción, Débora Giorgi, encargada de explicar los cambios que introduce el decreto 906, indicó que además de los pre-requisitos que ya existían, hay dos nuevos: "tener un abastecimiento en el mercado interno, y mantener los puestos de trabajo".

La funcionaria explicó que quienes cumplan estos pre-requisitos van a poder competir "en un concurso público de libre concurrencia, marcando un cambio respecto de los parámetros fijos" anteriores.

Los nuevos parámetros que regirán son los siguientes:

*Desde el punto de vista de la exportación, ya no se mirará nada más que la performance exportadora en valor de los últimos años, sino que se distinguirá ese desempeño en volumen, pero también "calculando el precio promedio de exportación, buscando premiar a aquel que exporte el corte más caro, que agrega más valor".

* Se va a valorar el esfuerzo de abastecimiento en el mercado interno a precios accesibles.

* Se va a valorar mantener el mantenimiento e incremento del empleo en las plantas.

*Se va a evaluar el cumplimiento del cupo de la cuota asignada.

Giorgi puntualizó que el decreto incluye un régimen de sanciones para quienes incumplan sin justificación.

Los que sean beneficiados con la cuota Hilton recibirán un certificado de exportación, que será "intransferible", y que también incorpora una innovación, ya que habrá que garantizar "tener espalda suficientes para llevar adelante la producción de estas carnes de altísima calidad".

El vicepresidente segundo de Federación Agraria Argentina, y representante de la entidad en el Instituto de Promoción de Carne Vacuna criticó la nueva reglamentación, porque "deja fuera de la cancha a los productores chicos, a la industria consumera, con todas estas exigencias" y favorece a los grandes grupos concentrados del sector.

Comentá la nota