Una ley que no se cumplió

La ley 26.013 promovida por los tres senadores catamarqueños estableció la creación de un fondo especial por $111.500.000 para: otorgar subsidios y créditos para la reconstrucción de la estructura edilicia pública del Estado nacional, provincial y municipal afectada; para la construcción y reparación de viviendas de la población afectada; para reconstrucción y reparación que permita la normalización de los servicios públicos; y para la refuncionalización de actividades económicas que se hayan visto afectadas.

Todo quedó marginado a una iniciativa legislativa que, pese a haber logrado su promulgación por el vencimiento de los plazos el 10 de enero de 2005, no le otorgó ningún rédito económico a partir de los incumplimientos de la Nación.

Entre otras obras, debía servir para reparar 250 escuelas, 47 edificios públicos y 20 iglesias con daños severos. Y en los departamentos Capital, Capayán, Valle Viejo, Fray Mamerto Esquiú, Pomán y Andalgalá tendría que haber ayudado a solventar los gastos de unas 1.000 viviendas que sufrieron daños casi totales.

Comentá la nota