Cumplen con requisitos de responsabilidad fiscal para tratar de acceder a nuevos financiamientos.

El Gobierno del ARI se puso al día con la documentación que debe cumplir con el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal y de esa forma trata de ingresar al Programa de Asistencia Financiera (PAF), para lograr un auxilio económico a largo plazo que reemplace los adelantos de coparticipación que ha librado el Ministerio del Interior o, en su defecto, ser autorizado a emitir un bono.
El Gobierno del ARI se puso al día con toda la documentación que faltaba presentar ante el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal para, de esa forma, poder acceder a nuevas herramientas financieras, ya sea con el ingreso al PAF (Programa de Asistencia Financiera) o, en su defecto, poder emitir un bono con garantías de coparticipación federal.

La posibilidad de avanzar en estos desahogos para la alicaída economía fueguina reemplazará los adelantos de coparticipación que ha otorgado el Gobierno nacional y que están condicionados a mostrar un respaldo en la política nacional, tal como ocurrió con la votación en diputados en la sesión del pasado miércoles (ver aparte).

El ministro Rubén Bahntje confirmó que se pedirá a autoridades de Economía de Nación «el acceso a un programa de asistencia financiera, al cual Tierra del Fuego no pudo ingresar el año pasado por falta de documentación de gestiones anteriores que pudimos regularizar».

«Esperemos ir avanzando lo antes posible en estos temas -remarcó el Ministro-, porque son medidas que tienden a acompañar, en el corto plazo, el déficit financiero que tiene la provincia. Necesitamos contar con herramientas que permitan mayores ingresos y contención del gasto».

Transparencia fiscal de las provincias

Cabe indicar que, periódicamente, los distritos adheridos a la Ley de Responsabilidad Fiscal deben informar sobre la ejecución de sus presupuestos, como así también los presupuestos que son presentados para su sanción ante la Legislatura.

La actual administración del ARI hace dos años ya que no tiene un presupuesto aprobado y sigue con la reconducción del último ejercicio económico que remitió el ex gobernador Hugo Cóccaro, en el año 2007, donde los legisladores volcaron «superpoderes» para poder hacer cambios de partidas y cubrir «baches» en algunos créditos, automáticamente, sin previa autorización de la legislatura.

Estas «facultades» que tiene la gobernadora Fabiana Ríos fue lo que le permitió avanzar en el gasto público, incrementándolo en casi un 25%, con un fuerte impacto en las partidas para gasto de personal, lo que está provocando que el déficit sea incontrolable y ahora existan dificultades hasta para pagar salarios.

Comentá la nota