Se cumplen los plazos La Comuna no define las normas de nocturnidad y se agotan los tiempos

Teniendo en cuenta las formas legales del procedimiento, hoy se cumplirían los diez días hábiles desde la sanción de la ordenanza, sin embargo, todo queda supeditado a la fecha en que Osvaldo Cáffaro recibió la misma en el municipio.
A punto de cumplirse los plazos legales para que entre en vigencia la ordenanza votada por el Concejo Deliberante el pasado 20 de agosto, que dejaría sin efecto el decreto emanado del Ejecutivo comunal poniendo coto a los horarios nocturnos en el distrito, hasta el momento los funcionarios municipales no han dado señales acerca de cuál será la posición a tomar.

Teniendo en cuenta las formas legales del procedimiento, hoy se cumplirían los diez días hábiles desde la sanción de la ordenanza, sin embargo, todo queda supeditado a la fecha en que Osvaldo Cáffaro recibió la misma en el municipio.

Pero más allá de este hecho que puede considerarse menor, el Intendente por estas horas asiste a la Quinta Cumbre de Alcaldes, que se realiza en Mar del Plata y que ayer contó con la presencia de la Presidente de la Nación Cristina Kirchner.

Cáffaro está acompañado por el Presidente del Concejo Deliberante, Manuel García Blanco, quien hoy en la sesión del cuerpo será suplantado por el edil Gustavo Coria del partido Justicialista.

Mientras tanto, la incertidumbre es reina en materia de nocturnidad, manteniendo expectantes a los comerciantes ligados a la actividad, particularmente gastronómicos y dueños de boliches bailables.

Desde el sector aducen que vienen "aguantando" la presentación de un recurso de amparo, hasta tanto el Ejecutivo de a conocer su decisión en la materia.

Jugando

Al respecto, desde el municipio ayer hubo "silencio de radio" y la locuacidad que suelen mostrar muchos funcionarios se vio bañada por el silencio.

De hecho, el Secretario de Gobierno, Aldo Morino, estuvo con el teléfono "permanentemente ocupado" ante la requisitoria de nuestro medio.

Sin dudas, el funcionario ya debe tener una certeza acerca de la decisión del P.E. porque antes de tomar una alternativa definitiva, el Intendente debió consultar con su Departamento de Asuntos Legales y con la propia Secretaría de Gobierno.

Esas alternativas que posee Cáffaro respecto a la ordenanza incluyen la posibilidad de un aval total de la misma; el veto total de la presentación aprobada por los ediles o su veto parcial solicitando modificaciones.

Sin embargo, el municipio eligió seguir jugando al misterio en esta materia y particularmente Morino, fue bastante confuso al referirse al tema, horas después que el Concejo aprobara la nueva normativa.

El secretario de Gobierno habló el jueves pasado con los presidentes de cada bloque de concejales y se mostró bastante flexible y permeable a los pedidos de la ordenanza y sólo pidió que se achiquen media hora los hora-rios de cierre plasmados en la misma (quedarían en 2.30 de lunes a jueves y hasta las 3.30 de viernes a domingo, en invierno y de 3.30 y 4.30 respectivamente en verano para los gastronómicos. En el caso de boliches sería: una hora más que los anteriores), a lo que los ediles explicaron que lo consultarían con sus pares de cada bloque.

Por otra parte y respecto a poner topes en salones de fiestas, los concejales se habrían negado a regular una actividad exclusivamente privada, pero a castigar severamente a aquellos que intenten hacerla pasar como tal para burlar las normas.

Otra fase

Sin embargo, desde el municipio también supieron mostrarse reacios a la aprobación debido a que continuar con una "noche larga" generaría más gastos de control a las arcas municipales. Por este motivo Morino también apuntó a buscar consenso para lograr la aprobación de una tasa de seguridad, que la oposición no estaría dispuesta a votar afirmativamente.

Por ende, algunos funcionarios del municipio, estuvieron considerando esto como una ofensa y bajo el título de "si no hay tasa no hay ordenanza" recalentaron la situación, que de por sí está a punto de ebullición, a través de tantos actores involucrados en este tema que parece dilatarse cada vez más.

Por otra parte, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, que en un primer momento consideró la posibilidad de poner topes hora-rios, ahora sólo afirma que "se intensificarán los controles en el consumo de alcohol y drogas", por lo que si desde el Ejecutivo zarateño, pensaban "colgarse" de normativas provinciales, por el momento han quedado con los pies en el aire.

En resumen, todo indica que sin dudas y como máximo, la se-mana próxima deberá comenzar a regir alguna alternativa viable al decreto municipal que aún sigue vigente y que desde distintas áreas es considerado "ilegal".

Comentá la nota