La cumbre del PJ dio el primer paso hacia el consenso

La palabra cumbre apareció como un poco pretenciosa para definir el encuentro de cuatro líneas del justicialismo ayer. Para algunos de los participantes fue "un buen comienzo" para llegar a algún acuerdo.
Los representantes de las cuatro líneas del justicialismo reunidos ayer en la residencia del gobernador Oscar Mario Jorge dieron un primer paso hacia un entendimiento, después de conversar por espacio de una hora y 38 minutos.

En la tarde de ayer, a la hora programada, comenzaron a llegar los asistentes. Juan Ramón Garay y Daniel Lovera (Plural) fueron los primeros; enseguida lo hizo el vicegobernador Luis Campo, y más tarde cada uno por su lado Mariano Fernández y Blanca Alegre (Convergencia). José Pérez arribó acompañado de Heriberto Eloy Mediza y Roberto Robledo con Lucas Ovejero.

El gobernador recibió a los visitantes en el quincho y enseguida todos se sentaron en derredor de la mesa. Antes hubo algún apretón de manos, sonrisas de circunstancias , hasta que Jorge abrió la reunión diciendo lo que todos sabían.

Expresó que tenía mandato de la Plural para la convocatoria y que la idea era hablar de la posibilidad de un consenso para "fortalecer el partido justicialista" en un año de elecciones legislativas. Aclaró que la idea en principio era tratar de llegar a un acuerdo en cuestiones partidarias, y en ningún momento se habló de candidaturas.

Reunión

Los representantes de Convergencia expresaron al inicio que llegaban con el mandato de escuchar para después "informar" al resto de sus compañeros, aunque avanzada la reunión también participaron y dijeron lo suyo.

"Vocación de consenso" fue la frase que primó a lo largo del encuentro y la que al final permitió dibujar algunas caras más o menos alegres, en un encuentro que alguien no pudo dejar de calificar como "algo light".

"En realidad el Ningo no se jugó para nada: convidó agua y un café, aunque para la próxima prometió un asado", dijo uno de los concurrentes al referirse a la "amabilidad" del gobernador, después del encuentro y graficando cuál fue el tono del cónclave en el que no estuvieron los dos principales referentes de Plural y Convergencia, Carlos Verna y Rubén Hugo Marín.

Pretendieron avanzar, y sólo lo lograron apenas, en la metodología para llegar a un acuerdo que "nos permita a los justicialistas llegar con el partido unido a las elecciones de octubre próximo. Pero ni siquiera se sobrevoló sobre el tema candidaturas", dijo una fuente que estuvo presente a LA ARENA.

Después de más de una hora y media se decidió pasar a un cuarto intermedio, que llevará la reanudación de la reunión a una fecha posterior al congreso partidario del próximo sábado en Quemú Quemú.

Después los celulares de cada uno de los intervinientes sonó insistentemente. Desde "afuera" todos querían saber lo que había pasado, que en realidad no fue demasiado.

Comentá la nota