Cumbre para llevar paz a Gaza

Cumbre para llevar paz a Gaza
Sin un acuerdo formal israelo-palestino, los esfuerzos diplomáticos de la comunidad internacional en el balneario Sharm el Sheik estuvieron dirigidos a presionar a Olmert para que retire todas las tropas de la Franja.
Líderes europeos y de Medio Oriente se reunieron ayer en Egipto con el objetivo de consolidar el reciente alto el fuego declarado unilateralmente por Israel luego de 23 días de bombardeos sobre Gaza. La necesidad de que el gobierno israelí retire sus tropas de la Franja así como lograr un acuerdo durable ocuparon lugares importantes en la agenda. “Es necesario continuar nuestros esfuerzos para consolidar el alto el fuego y garantizar la retirada de las tropas israelíes”, afirmó el jefe de Estado anfitrión, Hosni Mubarak, quien presidió la cumbre en conjunto con su par francés, Nicolás Sarkozy. Al finalizar el encuentro en territorio egipcio, los europeos se encontraron en Jerusalén con el premier israelí, Ehud Olmert, para continuar negociando.

La reunión comenzó con optimismo. “La última vez que visité Egipto sólo se hablaba el lenguaje de las armas. Hoy hablamos de cómo asegurar la paz”, declaró Sarkozy. Por su parte, el premier británico, Gordon Brown, criticó en duros términos a Israel. “Todavía queda por descubrir buena parte de la magnitud de esta tragedia. Pero si una cosa ya está clara es que demasiada gente inocente murió en esta ofensiva, demasiados niños perdieron sus vidas”. A pesar de ello, fuentes locales aseguraron que las negociaciones no fueron fáciles.

En cuanto a la permanencia de las tropas israelíes al interior de la Franja, la posición fue unánime. “Israel debe retirar a sus soldados de inmediato. Es la única manera de garantizar la estabilidad de cualquier acuerdo”, sentenció el mandatario francés. Hamas anunció ayer que respetará el cese el fuego por una semana, plazo en el cual Tel Aviv debe retirar a sus tropas; de lo contrario, los combates se reanudarán, según afirmó el movimiento islamista en declaraciones a la prensa.

Sharm el Sheik, balneario ubicado al sur de la península del Sinaí y a orillas del mar Rojo, fue el lugar elegido para la negociación diplomática. A la conferencia asistieron los jefes de Estado y de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero (España), Angela Merkel (Alemania), Gordon Brown (Gran Bretaña), Silvio Berlusconi (Italia), Abdulah Gul (Turquía), el Rey Abdalah II (Jordania), así como Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (AP) y Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas.

Además de la necesidad de consolidar el alto al fuego ratificado ayer por Hamas, los líderes discutieron acerca de los mecanismos que se implementarán para combatir el contrabando de armas hacia Gaza desde territorio egipcio. Mubarak volvió a reiterar su oposición al despliegue de cualquier fuerza internacional de su lado de la frontera, argumentando que ello violaría su soberanía. Francia, Gran Bretaña y Alemania, por su parte, se mostraron dispuestas a enviar buques de guerra a la zona a fin de evitar el contrabando.

Respecto de la ayuda humanitaria, los gobiernos de París, Madrid y Londres ya anunciaron incrementos en sus envíos de insumos y equipamiento médico para los próximos días, así como alimentos y todo tipo de material humanitario. “España no ahorrará esfuerzos diplomáticos o financieros para ayudar al pueblo palestino y encaminar nuevamente un proceso de paz en la región”, declaró Zapatero.

“El objetivo es muy importante: impulsar el proceso de paz hacia delante. Por ello debemos unir todas nuestras fuerzas para lograr la reconciliación nacional de los palestinos”, declaró el presidente egipcio sobre el final del cónclave, quien insistió en la necesidad de garantizar un acuerdo de largo plazo que lleve hacia una solución integral del conflicto.

Este es el segundo intento de Mubarak por buscar un consenso internacional sobre Gaza desde que Israel comenzó el bombardeo del enclave palestino, el 27 de diciembre pasado. El anterior, un plan para el alto el fuego temporario con el objetivo de hacer llegar ayuda humanitaria a la población civil palestina, no fue aceptado por las partes en conflicto. Al finalizar el encuentro, los líderes de Alemania, Francia, Gran Bretaña, España y República Checa– país que ejerce la presidencia temporaria de la Unión Europea– volaron hacia Jerusalén luego de aceptar una invitación a cenar del premier israelí. “Tenemos la intención de salir de Gaza tan pronto como sea posible a partir del momento que la seguridad de los ciudadanos del sur del país esté garantizada. No existe ningún deseo de ocupar el territorio”, aseguró Olmert ante los líderes europeos.

Comentá la nota