Cumbre para debatir la política azucarera.

El gobernador José Alperovich tiene previsto recibir en la Casa de Gobierno a productores de caña azúcar, preocupados por la baja rentabilidad a pocas semanas del inicio de la zafra.
Los productores cañeros realizaron la semana una serie de medidas de fuerza, entre ellas cortes de ruta, y otras de tinte político como un encuentro con Jorge Gassembauer, ministro de Desarrollo Productivo de la provincia. Hoy, tienen en carpeta una reunión con el gobernador José Alperovich para plantearle la crítica situación del sector, en especial de los pequeños agricultores, que en su gran mayoría no tienen más de 100 hectáreas, y por lo tanto no tienen acceso al crédito ni posibilidades de mecanizar sus cosechas.

Inclusive los cañeros amenazan con no iniciar la zafra 2009 en caso de que sus reclamos se sean atendidos desde la Casa de Gobierno. Para el Poder Ejecutivo el diagnóstico es claro, se deben exportar al menos el 40 por ciento de la producción de azúcar (cerca de 800.000 toneladas) para no deprimir el precio interno y permitir que los productores dispongan de un precio accesible para la caña.

Una de las propuestas en danza es que toda la producción de los dos primeros meses de zafra, directamente se vuelquen al mercado externo mediante un compromiso de todos los industriales.

Por supuesto que es necesario un acuerdo entre todos los factores, pero estos sostienen que además de buena voluntad hacen falta algo más que gestos por parte del PE, como un cambio en política tributaria.

Tal vez sea este el camino que se explore a partir de hoy. En sus oficinas de Gassembauer ya tiene a disposición un extenso informe respecto de la situación de los cañeros de acuerdo a la extensión de sus explotaciones. A partir de ello, se analiza la posibilidad de eximir a algunos del pago de impuestos que no tendrían un impacto significativo en las arcas provinciales. En el paper también se hace una evaluación negativa del accionar de intermediarios en distintas etapas de la producción, especialmente en lo que se refiere a la cosecha y comercialización.

La rebaja de impuestos sería un primer paso para poner orden en una actividad, en la cual según el propio Alperovich el Estado no tiene mucho por hacer, ya que corresponde a un acuerdo entre privados.

De acuerdo a las disponibilidades de agenda, el gobernador podría recibir a las 11.30 a los cañeros para escuchar sus reclamos, aunque luego de una semana de encuentro con el propio ministro de la Producción y sus líneas intermedias, no se descarta que se realice algún anuncio.

En el medio también están los gremios, en especial la Federación de Obreros y Trabajadores de la Industria Azucarera (FOTIA), que comenzarán a presionar, apenas haya certezas sobre el inicio de la zafra, para alcanzar un aumento salarial. Por ahora no trascendió el porcentaje, pero se estima que estará en torno al 25 por ciento.

Comentá la nota