Cumbre entre Obama y Netanyahu en EE.UU.

Hablarán sobre dos temas sensibles: Irán y los asentamientos ilegales en Cisjordania
Bajo el vaticinio de un choque anunciado, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, partió rumbo a los EE.UU. Mañana lunes se entrevistará con el presidente Barack Obama. Entre ambos hay importantes diferencias sobre temas cruciales:la resolución del conflicto palestino-israelí y qué tratamiento dar al tema nuclear iraní.

Desde las elecciones del 10 de febrero hasta ahora, Netanyahu evitó definirse claramente respecto a la fórmula "Dos Estados para dos Pueblos" que adoptara el gobierno anterior y fuera avalada por la comunidad internacional.

Con una coalición de gobierno con gran representación de la derecha ultranacionalista liderada por el canciller Avigdor Lieberman, Netanyahu no abrió sus cartas con claridad ante el público israelí.

Sobre la amenaza nuclear iraní y la necesidad de eliminarla por medios politico-diplomáticos o por medios militares, Netanyahu afirmó que mientras pese ese tema no podrá lograrse un acuerdo con los palestinos. Pero Obama y la nueva administración norteamericana ven el orden de los factores a la inversa.

La solución "Dos Estados para dos pueblos" es impulsada por EE.UU y es vista por Washington como una condición fundamental para lograr un frente de países árabes moderados contra el proyecto armamentista nuclear iraní.

Tanta es la preocupación de Obama que prefirió no esperar al encuentro del 18 de mayo y envió al jefe de la CIA, Leon Panetta, a alertar a Netanyahu para que no se le ocurriera atacar, en los días anteriores a la cumbre, centros nucleares en Irán. El envio de Panetta y la posterior filtración de esta información es una señal evidente de la desconfianza de EE.UU.

EE.UU. ha sido claro además con Israel sobre los asentamientos ilegales y clandestinos que ha construido en los terriotrios palestinos de Cisjordania desde marzo del 2001 y que ya varios gobiernos israelíes prometieron desmantelar sin haber cumplido su palabra.

Finalmente se espera que Netanyahu no diga "no" al pedido de Obama de un Estado palestino.

Comentá la nota