Cumbias, la partitura de campaña en Corrientes.

Lo que antes eran propuestas, ahora son versos a medida con música del trópico. Ese parece ser el modelo 2009 de la campaña electoral que apela al ritmo más que al contenido. He aquí un "Top Five" del momento con la mejor selección bailantera, con referencias políticas, para amenizar el camino de las urnas.
La carrera electoral está en marcha y de eso no quedan dudas. La vía pública lo demuestra con su abrupto cambio de fisonomía; el centro de las distintas ciudades con su convención diaria de promotoras; la televisión con spots que de a poco van ganando terreno, al igual que en los diarios y revistas. Y la radio; sobre todo la radio, medio comunicacional de excelencia donde hoy es casi imposible evadir en cada "tanta", la más variada colección de cumbia de campaña.

No fue así desde el principio, hay que decirlo. Fue una especie de balada que anunciaba que "El cambio es Ríos", la que inauguró el proceso en momentos de la interna peronista, en febrero pasado, hasta que fue perdiendo aire tal vez por la tranquilidad del ritmo, ampliamente superado por el color del trópico al que apeló la mayoría de los candidatos, al menos por el momento.

De hecho, lo que en otros tiempos era un problema, es decir el gasto en marketineros profesionales de las propuestas presentadas en soportes más tradicionales, hoy parece haber mutado en intentos desesperados por decir lo menos posible pero con música, apelando para ello a aquellas melodías más familiares, aquellas que los correntinos digieren con menor dificultad. Y este menú, mal que le pese a más de uno, muta entre la cumbia y algún que otro chamamé, que de a poco empieza a escucharse.

Sorprendió, por tanto, cuando a principios de año la cumbia pasó a identificar la pretensión de reelección del gobernador Arturo Colombi. Porque hay que decirlo también: en esta campaña se mezcla todo. En junio se eligen legisladores nacionales, pero todo está permitido y las campañas principales si bien hacen alguna referencia a la contienda del 28, apuestan a la gubernativa que todavía no tiene fecha.

Por eso y porque la apuesta fuerte todavía está por venir, los creativos contratados por cada candidato hacen rendir el pentagrama con mensajes ambiguos, pero claramente direccionados al posicionamiento de nombres más que de programas o proyectos.

Lo de Arturo Colombi es una muestra. "Estamos con Arturo/ Estamos con la gente/ Estamos con Arturo/ Estamos con Corrientes", repite el pegadizo estribillo de Los Palmeras, furor entre los grandes y algunos niños que sin saber demasiado de política, confirman lo que enseñan los manuales acerca del mensaje claro, corto y consiso, que en este caso liga a Arturo con Corrientes, al hombre con la provincia, hasta volverlos un signo.

Ricardo, "Tato" y Josefina fueron por algo parecido. El primero apeló a la misma fórmula pero con opciones. Tiene cumbia y chamamé para anunciar que vuelve. Cumbia porque le gusta en demasía el género (solía ser fanático del Grupo Ráfaga) y chamamé porque nunca está demás. En ambos formatos habla de lo mismo: "Vuelve Ricardo, vuelve Ricardo/ Vuelve Ricardo que es el mejor/ Vuelve Ricardo, vuelve Ricardo/ nuestro Colombi que es el mejor", asegura con ciertos méritos el Trío Laurel.

Romero Feris, en tanto, pese a que todavía tiene cuentas que pagar en las boleterías de la Justicia, hace decir al ritmo de una salsa -con pasajes cumbieros-, que el pueblo lo necesita. Abandonó la monumentalidad de la música de Vangelis, esa que cortinaba su pasada época de gloria, para adecuarse a su paseo por los barrios. "Tato querido Tato/ Necesitamos que vuelvas ya/ Tato amigo Tato/ El pueblo unido con vos está", canta por eso el histórico "Lucho" Salsa.

En esa estaba la audiencia electoral cuando irrumpió en el eter contaminado de estos días, una creación de "Waly" García con la que Josefina Meabe inauguró su campaña electoral.

La dama de los mandatos inoxidables, que aspira a ser senadora nacional, inició su campaña con un corto "alegre y contagioso" según se encargó de catalogar su equipo creativo, que se titula "Junto a Josefina". Digna de un "Si lo sabe cante" de la política comiteril, la cumbia pseudo carnavalera de la doña invita a bailar al son de estas palabras: "Todos saben quien es/ Todos pueden confiar/ Porque saben que Ella/ no los va a defraudar/ Porque tiene experiencia/ Porque sabe luchar/ Una dama de hierro/ Que no pueden doblar".

Para todos los gustos este varieté de ocasión para que baile el electorado. Al son de la música, claro está. Lo de los versos es otra historia, larga por cierto, y no tan simpática.

Comentá la nota