El mea culpa británico

El primer ministro inglés se excusó por los gastos parlamentarios. La prensa detalló que incluían comida de perro, bombitas eléctricas, muebles y jardineros.
El primer ministro británico, Gordon Brown, pidió este lunes disculpas "en nombre de los políticos y todos los partidos" por el escándalo generado por los abusos al sistema de dietas y gastos parlamentarios, que dañaron la imagen del mandatario y de su gobierno.

Brown admitió que los legisladores cometieron "errores" por el manejo de gastos en la Cámara de los Comunes y se disculpó en nombre de todos los partidos políticos tras la serie de revelaciones en la prensa por los gastos injustificados de diputados, ministros y funcionarios y dijo que la confianza pública "debe restaurarse inmediatamente".

En los últimos días el periódico inglés Daily Telegraph detalló gastos que incluían comida de perro, bombitas eléctricas, muebles Tudor y jardineros, todos ellos pagados por el erario británico. Por su parte, el jefe de la oposición conservadora, David Cameron, instó a los parlamentarios a pedir perdón por los errores cometidos.

Esta tarde se espera que el portavoz de la Cámara de los Comunes, Michael Martin, anuncie la creación de un organismo independiente que quede a cargo del sistema de dietas y gastos de los diputados.

Comentá la nota