Culminarán las obras en tres edificios escolares.

Aseguran que "la única escuela sin clases es la Padilla; el resto trabaja con normalidad".
Hasta el momento son tres las escuelas cuyos alumnos tienen problemas para recibir clases con normalidad, porque los edificios se encuentran inundados o en tareas de refacciones.

Se trata de los establecimientos Padilla, Normal y Martina Silva de Gurruchaga que, según explicaron desde el Ministerio de Educación, "volverán a la normalidad desde la próxima semana, cuando finalicen los trabajos que se encaran en materia de mejoras edilicias".

Desde el lunes la escuela Padilla, ubicada en las calles Santa Fe y Corrientes, dejó de recibir a los alumnos a causa de obras de refacción que se están haciendo en los techos del establecimiento.

A pesar de los reclamos de los padres, quienes aseguraron que "no dejaron ingresar a los chicos y que el edificio no está en condiciones", desde el Ministerio de Educación dijeron que "el viernes se les informó a todos los alumnos que no se dictarían clases esta semana. Lo que sucede es que las obras que se están haciendo corresponden a una línea nacional de créditos y que debieron ser terminadas antes del ciclo lectivo, pero se retrasaron. Ante esto decidimos suspender las clases ya que esta semana sí o sí se concluirán los trabajos", indicaron.

Clases en el sótano

Luego de que se conociera que los alumnos de la ex Escuela Normal estaban tomando clases en un sótano a causa del mal estado de las aulas de ese establecimiento educativo, representantes del Ministerio aclararon que "ya está trabajando la Secretaría de Obras Públicas de la Provincia, que se encarga de esas refacciones, y mientras tanto los chicos fueron trasladados a un laboratorio para tomar clases".

Finalmente, explicaron que "a pesar de las inundaciones en la escuela Martina Silva de Gurruchaga, se están dictando clases con normalidad y el municipio es quien está haciendo las refacciones con los fondos que distribuyó el Gobierno".

Para estos trabajos también se indicó que están cerca de su terminación y que sólo faltan detalles que culminarán la próxima semana.

Comentá la nota