El culebrón de la sucesión.

Tras la renuncia de Gabriela Michetti, se abrió una puja por el lugar que dejará Diego Santilli cuando termine su mandato. Quien lo ocupe quedará primero en la línea sucesoria. Los anotados son Martín Borrelli, Esteban Bullrich y José Torello.
Mauricio Macri está evaluando dar marcha atrás con la posible candidatura a legislador de Federico Pinedo, jefe de bloque de PRO en Diputados, luego de que la ex vicejefa Gabriela Michetti publicitara en varios reportajes que una de las condiciones para dejar su cargo fue que el legislador Martín Borrelli sea el reemplazante de ella como vicepresidente primero de la Legislatura. Según señalan en PRO, Pinedo se quedaría en el Congreso, pero el lugar tampoco sería para Borrelli. En cambio, crecen las chances para Esteban Bullrich, a quien respalda Horacio Rodríguez Larreta. Si Michetti insiste con vetar al titular de Recrear, algunos ven como opción salomónica al presidente de PRO, José Torello. El final de la novela se conocerá en unos días.

En las diversas entrevistas que concedió Michetti tras su renuncia y ante la pregunta de si había puesto alguna condición para renunciar, comentó que le pidió a Macri "que en la vicepresidencia primera estuviera Martín Borrelli, uno de los legisladores que más ha defendido nuestra postura". En medio del vendaval de críticas por la renuncia de Michetti, tanto la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, como buena parte de los opositores porteños señalaron que cuando la ex vicejefa dice que va a ir a "defender la autonomía de la ciudad en el Congreso", deja implícito que no la defendió hasta ahora el jefe de bloque de PRO.

Hasta esta semana, Pinedo era el candidato puesto para encabezar la lista de legisladores y luego reemplazar a Diego Santilli a la cabeza de la Legislatura y como virtual número dos de la ciudad. El diputado de PRO prefiere quedarse en el Congreso, aunque le planteó a Macri que haría lo que él le pidiese. Su llegada a la Legislatura venía acompañada de cierto malestar entre los legisladores que ya integran la bancada macrista. "Está claro que Mauricio no confía en nosotros para elegir un reemplazante", bufaba uno de los que busca ocupar ese cargo.

Macri tuvo un nuevo encuentro con Pinedo esta semana en el que analizaron la posibilidad de su candidatura. Tras esa reunión, el líder de PRO empezó a ponderar que lo necesitará en los próximos años en su rol componedor con otras fuerzas, sobre todo si cambian las mayorías en el Congreso. "Y sobre todo teniendo en cuenta la crisis económica y política", explicaron en PRO. Este es un rol en el que, aparentemente, Macri no imagina a Michetti.

Si finalmente descarta a Pinedo como candidato, para la silla vacía que dejará Santilli (cumple dos mandatos y no puede renovar), el jefe de Gobierno tiene sobre la mesa dos opciones: Martín Borrelli, propuesto a los cuatro vientos por Michetti, y Bullrich, impulsado en silencio por Rodríguez Larreta. "Hoy el candidato es Esteban Bullrich", confió a Página/12 un dirigente de trato diario con Macri. Sin embargo, otras fuentes de PRO indican que Michetti se opondrá a que triunfe la opción de su adversario interno. "Si a Gaby le bajan a Borrelli, también tienen que bajar a Bullrich, que es la carta de Horacio", razonaba un macrista.

Si Macri atiende a las razones de su ex compañera de fórmula, deberán encontrar una alternativa de consenso. Hasta ahora, era Pinedo. "Lo mejor sería Torello encabezando. José es una alternativa brillante", decían por lo bajo en el macrismo, en donde imaginan que el segundo lugar podría recaer en el titular de PRO, un ex compañero de Macri del Cardenal Newman y uno de sus hombres en los que más confía. Sin embargo, Torello no busca lugares de exposición pública, por lo que será difícil que acepte. Las definiciones llegarán luego de un fin de semana a puro culebrón.

Comentá la nota