Culebrón institucional en el Concejo Deliberante de Río Grande

Con sólo cuatro concejales se decidió sacar de la presidencia al ausente  Raúl von der Thusen. En su lugar los cuatro ediles presentes votaron que Alejandro Nogar sea el nuevo Presidente del Concejo Delibertante de Río Grande. 

El Frente para la Victoria anticipó la expulsión de la concejal  Miriam Mora, por haber dado quórum y haber votado a favor del cambio de autoridades. Consideraron quye hubo “un mecanismo de destitución”.El Concejo Deliberante de Río Grande reemplazó al Presidente Raúl von der Thusen, que había asumido hace poco más de 40 días, y en su lugar asumió la presidencia el edil Alejandro Nogar, en una clara muestra de la puja política existente entre el sector melellista y el Frente para la Victoria.

En la sesión especial de ayer solamente estuvieron presentes los concejales Verónica González – quien presidió la sesión –,  Alejandro Nogar, Paulino Rossi y Miriam Mora. Esta última del Frente para la Victoria permitió el quórum y votó a favor de cambiar al Presidente. Los concejales Laura Colazo, María Eugenia Duré y Raúl von der Thusen se ausentaron con aviso.

Los cuatro concejales proclamaron por mayoría absoluta, como nuevo Presidente de la Institución Legislativa, al Concejal Alejandro Nogar, a la vez que ratificaron las vicepresidencias y las secretarías Legislativa y Administrativa del Concejo Deliberante. El flamante Presidente Alejandro Nogar haciendo uso de la palabra señaló que “ahora se vienen tiempos de paz, armonía, y de mucho dialogo entre todos que es lo que necesita la ciudad de Río Grande”.

Cabe recordar que la Sesión Extraordinaria fue convocada a través del decreto de presidencia 017/2016, por el cual se establecía como único tema a debate el recambio de autoridades.

La concejal a cargo de la Presidencia, Verónica González, tras la lectura del decreto de convocatoria le cedió la palabra a Paulino Rossi (UCR), quién fue el encargado de solicitar el recambio de autoridades para lo cual mocionó al Concejal Alejandro Nogar.

En este sentido Rossi señaló que “la situación económica que atraviesa el país, la provincia y el municipio, amerita de que la presidencia la lleve adelante una persona que pueda dar la serenidad, las garantías y la transparencia de los fondos públicos, que se lleven adelante todos los controles que se deban realizar,  pero sobre todo, que se pueda priorizar dentro de la agenda de trabajo de este cuerpo, primero la defensa de la autonomía del municipio”.

Asimismo fundamentó la necesidad de que se pueda “priorizar la problemática de los vecinos, y no los problemas internos que lamentablemente han sido objeto de debates mediáticos durante los últimos días”.

Nogar: “Se vienen tiempo de paz, armonía y mucho diálogo”

Posteriormente y por unanimidad eligieron al concejal Nogar como nuevo Presidente de la institución.

Tras sentarse en el sillón de la Presidencia, Nogar agradeció a sus “pares por la responsabilidad tan importante que me han dado para llevar adelante esta casa legislativa. Ahora se vienen tiempos de paz, armonía, y de mucho dialogo entre todos que es lo que necesita la ciudad de Río Grande, sobre todo poder darle desde este Concejo Deliberante soluciones a los vecinos de la ciudad”.

El Frente para la Victoria anunció la expulsión de Mora

Por su parte la situación no quedó ahí, ya que desde los máximos referentes del Frente para la Victoria, incluida la gobernadora Rosana Bertone, el intendente Walter Vuoto, el intendente Claudio Queno y el senador Julio Catalán Magni, manifestaron su descontento con la concejal Moral que validó con su voto el cambio en la presidencia.

Dicho esopacio político emitió un contundente comunicado de prensa en el que señaló: “Ante la determinación tomada por la concejal Miriam Mora, quien en el día de hoy (por ayer) aprobó la destitución de quien fuera presidente del Concejo Deliberante de Río Grande, Raúl Von der Thusen, el Frente para la Victoria de Tierra del Fuego declara su rechazo a dicha medida y dispone la expulsión del espacio FpV-Tierra del Fuego de la concejal Mora”.

Además agrega que “asimismo se hace saber que las autoridades y máximos referentes de esta fuerza política no comparten estos mecanismos institucionales que pueden herir gravemente la calidad democrática no solo de un cuerpo legislativo como el Concejo Deliberante sino también los demás cuerpos del Estado provincial”.

Desde el Frente para la Victoria señalaron que “la decisión unilateral e inconsulta adoptada por la concejal Mora no se identifica con la postura de este espacio  por el cual fue electa concejal, y refleja un desconocimiento de la voluntad grupal del mismo. El Frente para la Victoria trabaja de manera consensuada, orgánica, y con amplio diálogo interno pero respetando la voz de la mayoría de sus integrantes. Siempre ha sido así”.

“A pocos meses de su asunción, Mora ha dejado de lado su propio juramento de lealtad”, cuestiona duramente los referentes del FpV.

Además anticiparon que “es  nuestra intención dejar en claro que ni los valores ni la conducta del Frente para la Victoria son negociables. En ninguna instancia. Tenemos responsabilidades que cumplir y solo se logra a través de la coherencia y el consenso. Ambos condimentos estuvieron ausentes en la decisión de Miriam Mora. Mal puede representar al votante quien en el primer paso de su función termina traicionando su pertenencia política”.

“Como representantes del Frente para la Victoria de Tierra del Fuego, lamentamos la actitud de la concejal Mora y rechazamos los mecanismos de destitución de funcionarios elegidos mediante los procesos que marca la ley”, concluye el comunicado.

Coment� la nota