Cuidar la boleta de Macri, la prioridad de los jefes de campaña en las provincias

Cuidar la boleta de Macri, la prioridad de los jefes de campaña en las provincias

Marcos Peña comanda un grupo de dirigentes que en cada distrito deberán custodiar el voto del Presidente, evitar fugas y coordinar la comunicación

Marcos Peña comanda un grupo de dirigentes que en cada distrito deberán custodiar el voto del Presidente, evitar fugas y coordinar la comunicación

Dirigentes de máxima confianza de sus líderes distritales pero, sobre todo, hombres y mujeres curtidos en batallas electorales , a modo de garantía en una hora decisiva.

Ya puestos a trabajar desde el jueves pasado en su nueva función, los jefes de campaña nacionales se han convertido en los custodios del voto del presidente Mauricio Macri en las 24 provincias, una empresa que combina la aplicación en cada distrito de la estrategia nacional, con la misión de evitar fugas y cortes de boleta en algunas provincias claves.

"La responsabilidad más importante que tienen es cuidar el voto de Mauricio", afirmaron a LA NACION cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña , responsable de la campaña nacional por la reelección de Macri, que el mismo jueves encabezó una reunión con los encargados provinciales en el búnker partidario de Balcarce al 400.

Ads by scrollerads.com

La foto de campaña difundida anteayer -en la que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, acompañan sonrientes a Macri y su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, llevaba consigo el eslogan "lista completa"- fue replicada en las redes por los referentes y candidatos de Juntos para el Cambio. Coincide, justamente, con el rol asignado a los jefes de campaña, dado que en los dos principales distritos, la imagen e intención de voto del Presidente es aún un poco más baja que la de sus compañeros de partido.

En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, el jefe de gabinete de Vidal, Federico Salvai, cumplirá el doble rol de jefe de campaña nacional y provincial. Lo mismo que el ministro de Ambiente porteño, Eduardo Macchiavelli, en la ciudad. "Hoy, María Eugenia mide diez puntos más que Mauricio en provincia. Y cuanto mejor le vaya a Mauricio más chances tendremos de reelegir", afirmaron a LA NACION cerca de la gobernadora. En la ciudad la presión es menor, porque es el distrito donde mejor mide Macri.

En las tres provincias gobernadas por radicales también habrá referentes experimentados de cada caudillo distrital como jefes de campaña. El titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, en Corrientes; el coordinador del gobierno de Alfredo Cornejo, Andrés "Peti" Lombardi, en Mendoza, y el senador Mario Fiad, en Jujuy, garantizan, para la Casa Rosada, el involucramiento de los mandatarios en la estrategia nacional, basada en la "segmentación" de los públicos y direccionada hacia setenta ciudades de todo el país.

También habrá jefas de campaña, como Laura Rodríguez Machado en Córdoba, y la puntana Gabriela González Riollo en la tierra de los hermanos Rodríguez Saá. Los radicales José y Marcelo Cano estarán a cargo de Tucumán y Chubut, respectivamente, mientras los macristas Martín Maqueyra y Federico Angelini coordinarán La Pampa y Santa Fe. Martín Goerling, titular de Yacyretá y cercano al senador Humberto Schiavoni, tendrá el manejo de la campaña en Misiones.

Algunos tendrán doble asignación: el diputado porteño Marcelo Weschler, cercano al rabino Sergio Bergman, tendrá a su cargo las campañas en La Rioja y Catamarca; mientras Clodomiro Rizzo trabajará en Chaco y Formosa.

Desde el comando de campaña aseguran que uno de los roles centrales de los coordinadores estará en la triple vía de comunicación: medios tradicionales y vía pública, redes sociales y mensajes de WhatsApp, incorporado para esta campaña.

No solo se tratará, por cierto, de aplicar las recetas de campaña que Peña comanda -con éxito- desde hace años y que, según uno de sus estrechos colaboradores, "es lo que mejor sabe hacer" el partido. La contención de la tropa, sobre todo a quienes quedaron fuera de las listas, será vital, coinciden en Balcarce 50. "También tendremos que manejar con cuidado el factor humano. En varias provincias habrá PASO y después tenemos que seguir trabajando juntos, los que ganan y los que pierden", afirmó a LA NACION uno de los jefes de campaña nacional todo terreno.

Delegados en distritos claves

Laura Rodríguez Machado (senadora nacional - Córdoba): Tendrá a su cargo un distrito clave, que en el ballottage de 2015 inclinó la balanza en favor de Macri, quien cosechó el respaldo del 70% de los cordobeses.Federico Angelini (diputado provincial - Santa Fe): Coordinará otra provincia clave para el macrismo en 2015, pero donde Cambiemos viene de quedar relegado al tercer lugar en las elecciones provinciales que ganó el PJ.Marcelo Weschler (legislador porteño): Cercano al rabino Sergio Bergman, tendrá a su cargo la coordinación de la campaña nacional en dos distritos opositores a Juntos por el Cambio: La Rioja y Catamarca.

Coment� la nota