Cuidando cada litro de agua

Fue en un sobrevuelo efectuado por autoridades de las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero, junto a la Nación. El operativo fue acordado durante la reunión del Comité de Cuenca Río Juramento Salado.

Compromiso para armonizar el sistema hídrico.

Autoridades de las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero y de la Nación sobrevolaron el curso del río Salado, entre las ciudades de Tostado, en Santa Fe, y Colonia Dora, en Santiago del Estero, para detectar obras clandestinas que, posiblemente, impiden el paso del caudal mínimo de agua establecido en los tratados interprovinciales. Este acuerdo establece que Santiago del Estero debe dejar pasar en el río Salado hacia Santa Fe un caudal mínimo de 3 metros cúbicos por segundo.

El sobrevuelo fue realizado en dos helicópteros por el director provincial de Administración de los Recursos Hídricos de la provincia de Santa Fe, Pablo Storani; el secretario del Agua de Santiago del Estero, Abel Tevez; el representante de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, Marcelo Borselino; y el director de Normatización del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe, Andrés Robul.

Al respecto, Storani señaló que se observó que "desde Colonia Dora hasta los bañados de Navicha (Santiago del Estero) existe un cauce rectificado en condiciones de conducción normales sin haberse detectado extracciones mediante bombeo o derivaciones".

"Ya en los bañados de Navicha -prosiguió el funcionario- desaparece el cauce del río Salado derramando sus aguas sobre un sistema de lagunas que luego de 2 kilómetros vuelve a restituirse al cauce. Aguas debajo de este sitio, hasta la ciudad de Tostado, no se observaron derivaciones de importancia", indicó el director provincial santafesino.

Por último, Storani manifestó que "se delinearon, a instancias del ministro Ciancio, las acciones a sugerir en la próxima reunión del comité Interjurisdiccional Río Juramento Salado", entre las que destacó "intensificar las campañas de monitoreo conjuntas coordinadas con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación; la realización de un plan de contingencias y de manejo coordinado de las obras de regulación, priorizando el abastecimiento de agua para consumo humano; y la realización de estudios fluviomorfológico desde Colonia Dora hasta el cruce del río Salado y la ruta nacional 95", enumeró.

Por su parte, el secretario del Agua de Santiago del Estero, Abel Tevez, calificó como "muy importante haber podido conocer la realidad del río Salado en su cuenca inferior. Evidentemente hay una deficiencia muy importante en cuanto a la conducción, lo que genera que la localidad de Tostado no pueda disponer de todo el agua que se eroga desde Santiago del Estero", puntualizó.

"Este tipo de reuniones son muy importantes porque nos permiten conocer la realidad de manera común y, también, por el intercambio de opiniones que se genera para buscar las soluciones que sean más adecuadas. Aquí hay una fuerte vocación de parte de Santiago del Estero para tratar de ayudar a resolver estos problemas, aún sacrificando en alguna medida el recurso que está destinado a otras actividades", indicó Tevez.

"Somos concientes de las necesidades que sufre la localidad de Tostado no solamente en cuanto a la provisión de agua para consumo humano sino también para la actividad económica", concluyó el funcionario santiagueño.

Por último, el representante de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, Marcelo Borselino, expresó su "satisfacción por la evaluación conjunta que realizaron ambas provincias" y remarcó "que la Nación aportará todo lo necesario para facilitar y lograr consensos entre ellas".

Comentá la nota