Más cuidado con el agua potable

Para acceder a los contenidos de la hemeroteca deberás ser usuario registrado de Diario Córdoba y tener una suscripción.

Primero fueron a comienzos de semana los vecinos de Almodóvar del Río y de Posadas y ayer fueron los de Fuente Palmera los que denunciaron la aparición de larvas en el agua potable que llega a sus hogares proveniente del embalse de Iznájar, que distribuye en alta la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa). Al igual que en los dos primeros casos, ayer mismo el Ayuntamiento de Fuente Palmera, tras evacuar contactos con la Gerencia de Emproacsa, trasladó un mensaje de tranquilidad a los vecinos ya que los análisis que se han realizado a las muestras de agua que llega a tres puntos de la Colonia con viviendas afectadas han dictaminado que el líquido elemento no contiene «patógenos para el hombre» y se encuentra apta para el consumo corriente. Del mismo modo, Emproacsa ya se ha puesto manos a la obra para implantar un tratamiento alto en cloro para erradicar el problema al completo.

No obstante, aunque el mensaje desde las instituciones al hilo de las pruebas de laboratorio que se han llevado a cabo es de tranquilidad y la actuación ha sido rápida, el caso no deja de ser un signo de dejadez en el cuidado de la higiene pública, que afecta a un derecho básico de los ciudadanos. Desde las administraciones responsables se debe de tener en cuenta algún tipo de actuación preventiva para que en el futuro los vecinos no se lleven un sobresalto de esta magnitud cuando abran el grifo.

Coment� la nota