Cuidá el agua que no has de beber

Con el objetivo de bajar el consumo de agua per cápita en Rosario, que duplica a los cánones internacionales, la Municipalidad, Aguas Santafesinas S.A. y el Sindicato de Unión de Trabajadores de Encargados de Renta y Edificios (Suteryh) firmaron ayer un convenio de colaboración para encarar acciones conjuntas. En ese marco, el presidente del directorio de Aguas, Alberto Daniele, se refirió a la necesidad de promover el uso racional de este recurso, y que en Rosario es "muy elevado". Para eso, recordó que las obras de infraestructura iniciadas por la empresa estatal incluyen la instalación de medidores domiciliarios, y también apuntó a trabajar en la difusión para generar conciencia.
"Es necesario que todos seamos solidarios y cuidemos este recurso tan estratégico", indicó Daniele. Por su parte, el intendente Miguel Lifschitz señaló que "en Rosario, como en otros lugares de la provincia, hay barrios con dificultades con la provisión de agua potable. Eso se debe a la falta de obras de infraestructura durante los últimos 25 años y también al uso poco racional de este recurso natural que es el agua potable, cada vez más estratégico y más importante".

El consumo per cápita en Rosario está en el orden de los 550 a 600 litros diarios por habitante, lo que representa el doble de los cánones internacionales. Por eso, ASSA instalará medidores domiciliarios en el 30 por ciento de la ciudad, con el objetivo de reducir el uso de este recurso. Es que en Capitán Bermúdez, donde toda la ciudad tiene consumo medido, el promedio es de 180 litros por habitante.

Lifschitz fundamentó la iniciativa conjunta que "tiende a involucrar a todos los vecinos y a los encargados de edificios de la ciudad". Con la buena sintonía entre provincia y Municipalidad, el intendente puntualizó que el convenio "simboliza el trabajo que venimos realizando en conjunto con la empresa Aguas Santafesinas, y nos permite ser muy optimistas, respecto del año próximo, con la posibilidad de profundizar este trabajo en beneficio de los rosarinos y de los santafesinos".

En ese clima se rubricó el acuerdo que forma parte del programa de responsabilidad y compromiso ciudadano Convivir Rosario. El objetivo es "desarrollar actividades educativas de concientización sobre el uso racional del agua potable y la necesidad de evitar el derroche del vital elemento". La Municipalidad se comprometió a incorporar actividades destinadas a instalar el tema en la conciencia de los rosarinos, particularmente en el rubro recreación, deportes, entretenimientos y espectáculos en espacios públicos.

Por su parte, la empresa Aguas Santafesinas pondrá "a disposición de la Municipalidad todos los medios necesarios" para realizar las acciones. Este trabajo se inscribe en la iniciativa de Aguas Santafesinas para reducir el consumo durante la temporada estival, cuando la demanda se incrementa notablemente y vastos sectores de la ciudad sufren por la falta de presión. "Con cada gota perdida, perdemos todos", es la consigna de la empresa prestadora, que apela a usar sin derrochar.

Comentá la nota