Cuevas sigue bajo el paraguas estatal: ahora es "asesor" de Saiz

Dejó de ser diputado y en 20 días lo designaron en el gabinete
VIEDMA (AV).- El ex diputado nacional Hugo Cuevas apenas pasó 20 días sin el paraguas de un cargo público: desde el 1 de enero es asesor del gobernador Miguel Saiz.

La trayectoria parlamentaria de Cuevas por el Congreso fue irrelevante y su marcha quedó ligada a la fidelidad que expuso al gobernador en respaldar cada proyecto reclamado por el kirchnerismo.

Saiz compensó rápidamente esa actitud y lo nombró "asesor de gabinete, con rango de director general", a partir del 1 de enero, según el decreto 1.108 del 30 de diciembre pasado. La remuneración neta de ese cargo oscila entre 4.200 y 4.500 pesos.

Cuevas fue intendente de Cervantes hasta diciembre del 2005 cuando asumió en la Cámara de Diputados. Su mandato concluyó el pasado 10 de diciembre.

El gobernador sólo atesoró y mantuvo el respaldo irrestricto de Cuevas para acompañar los proyectos K en el Congreso.

Así ocurrió en la resolución 125 y muchas otros proyectos del oficialismo, incluso en agosto del año pasado se contrató un vuelo especial para que el entonces diputado llegara a tiempo a la votación de los superpoderes para el Ejecutivo Nacional. El servicio aéreo tuvo un costo de 20 a 25.000 pesos.

Al conocerse públicamente ese episodio, el gobierno de Saiz y la empresa aseguraron que el costo del vuelo fue facturado y abonado por el propio diputado.

Además, el reciente nombramiento de Cuevas ratifica que se no cumple con la reducción de la planta política, como se anunció el año pasado.

En el marco de un paquete de ajuste, Saiz lanzó el compromiso de reducir un 20% el costo por los salarios de funcionarios.

Las autoridades superiores superaban los 400 cargos y, efectivamente, la planta se achicó en junio a los 362 funcionarios. La reducción fue de un 10%, transformándose incluso cargos en funciones part time, con disminución de sus remuneraciones. Esta particular y polémica figura no prosperó y algunas designaciones de ese tipo ya volvieron al puesto tradicional, como ocurrió con Carlos Nicolaus en la cartera de Gobierno.

Estas designaciones no sumaron la decena. Existió resistencia para su aceptación y faltó decisión política para implementarla. La reducción funcional llegaba a los subsecretarios.

La remuneración plena y bruta -según el decreto 624/08- es de 5.260 pesos. Ese cargo "part time" figura con 2.956 pesos brutos mientras que el director general full cobra 4.909 pesos.

Comentá la nota