El FpV cuestionó al Municipio por "la reasignación de fondos afectados"

La concejal Inés Inzaurgarat, en representación del bloque del Frente para la Victoria, recordó que el presupuesto 2008 de Saladillo fue observado por el Tribunal de Cuentas de la Provincia y encontró "anomalías".
La edil aclaró que la oposición "no se opone por oponerse", sino que fundamenta sus planteos. Indicó que como concejales "tenemos la obligación de analizar" qué hace el Municipio con los dineros de los contribuyentes. Es decir, en qué ejecuta los fondos que ingresan por recaudación de tasas y los recursos que Provincia y Nación envían al Municipio a través de programas, subsidios y coparticipación.

La edil manifestó que el Tribunal de Cuentas observó "diversas falencias" en el presupuesto 2008, referidas a diagnóstico y descripción de metas y programas.

Yendo al análisis concreto de la rendición de cuentas, Inzaurgarat precisó que por un decreto del 2 de enero de 2008, ingresaron al presupuesto 2008 partidas que no habían sido efectivizadas en el presupuesto 2007.

La concejal indicó que no estaba presupuestado el Fondo Municipal de la Vivienda, que tenía una transferencia del presupuesto 2007 al de 2008 de $ 95.072,98. Ese dinero no fue ejecutado en el presupuesto anterior. Otros fondos y subsidios, según Inzaurgarat, tampoco fueron ejecutados.

El Fondo para Celíacos, que no figuraba en el presupuesto 2008, tenía una asignación de $ 12.326 que no fue ejecutada. También, la segunda etapa del corralón municipal, con un monto de $ 215.637, no fue ejecutada. "Resulta curioso que se ingresen al presupuesto 2008 $ 640.051 cuando debieron ser considerados en dicho presupuesto", mencionó Inzaurgarat.

En este sentido, la concejal Stella Dortona preguntó por qué no se ejecutaron dichas partidas, sobre todo en lo que respecta a viviendas sociales y alimentos para celíacos. El dinero asignado a jardines municipales "dónde fue a parar: ¿a rentas generales?". Ha habido un desvío de $ 78.150.

La concejal Dortona señaló que, de acuerdo a la legislación vigente, las partidas pueden ser movilizadas cuando se trata de recursos ordinarios no afectados.

Puso como ejemplo lo sucedido con el programa social Familia Bonaerense, con una partida afectada de $ 266.3523. Parte de ese dinero, $ 71.900, fue reasignado por decreto a otras partidas. El dinero fue destinado a transferencias a instituciones sin fines de lucro.

En cuanto al Fondo Municipal de la Vivienda, dijo que parte del dinero se destina a construcciones de bienes de dominio privado. El resto del recurso asignado para el Fondo, queda sin utilizar. "¿No hay necesidad de vivienda social en Saladillo?", inquirió Inzaurgarat.

Fondo de Fortalecimiento

de Programas Sociales

Inzaurgarat se refirió, en otro orden, al Fondo de Fortalecimiento de Programas Sociales, implementado a partir de un convenio entre Provincia y Municipio para la descentralización de la Ley de Promoción y Protección de los Derechos de Niños y Adolescentes.

El Municipio, según Inzaurgarat, lo percibía en 2007, pero la partida no fue incluida en el presupuesto 2008. Ingresó, como fondo afectado, el 31 de marzo de 2008.

La partida de $ 159.080 fue transferida por el Departamento Ejecutivo a instituciones culturales y sociales sin fines de lucro. "No entendemos cómo el Municipio hace esto… La derivación de partidas afectadas (a determinados programas) es un tema grave", manifestó.

Con relación a los recursos invertidos en salud, Inzaurgarat puso sobre el tapete las partidas que envía Nación para el pago de los profesionales que se desempeñan en los centros de atención primaria de la salud (CAPS). Este año ingresaron $ 19.500. El Municipio entrega subsidios a las comisiones de los CAPS para remunerar a los médicos. La edil dijo que esos pagos son en negro.

Obra pública no ejecutada

En cuanto a obra pública, se presupuestaron varios proyectos que al final terminaron en rentas generales. Es el caso de la pista de atletismo ($ 100.000), biblioteca de Del Carril ($ 70.000), planta depuradora ($ 150.000) y pavimento urbano ($ 300.000). Ninguna de estas obras se ejecutó. Los montos, por decretos del DE, fueron destinados a otros fines. "Es evidente que falta gestión para la obra pública", disparó el concejal Nazareno Cuello.

Con respecto a la obra pública, Inzaurgarat se preguntó "dónde fueron a parar los recursos presupuestados para la puesta en práctica de la nueva ordenanza de tránsito". Las partidas eran para señalización e infraestructura vial. Los recursos para la pista de atletismo y el corralón municipal tampoco fueron ejecutados para el fin que fueron planteados.

Recursos que ingresan

Inzaurgarat dijo que el presupuesto de 2008 se estimaba en una suma de $ 24.800.000 y sufrió ampliaciones, en el transcurso del año, de más de 9 millones de pesos. Lo ejecutado es de más de 34 millones de pesos.

Indicó que en el presupuesto, en lo que respecta a recursos propios, el Municipio tuvo un error de casi 4 millones de pesos. Figuran en el presupuesto, considerados como fondos propios, dineros de recursos afectados. Por ejemplo, jardines maternales Sagrada Familia y Santa Ana. Inzaurgarat indicó que el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia envía dineros, en concepto de becas, para atender las necesidades de niños en estado de vulnerabilidad. Hay otros recursos propios, como Fondo del CURS y de Obras Públicas, que "no se pueden redistribuir". "Estas cuestiones preocupan en el análisis del presupuesto", manifestó.

En lo que respecta a lo presupuestado, Inzaurgarat precisó que Nación y Provincia aportaron más de 20 millones de pesos, mientras que más de 14 millones de pesos corresponden a ingresos genuinos generados por el Municipio. En cuanto a la inversión en remuneración al personal es de 14.800.000 pesos.

"El Estado gasta mal"

La concejal Inzaurgarat cuestionó al Municipio por no enviar en tiempo y forma los decretos que el DE dictamina toda vez que amplía o redistribuye partidas presupuestarias. Los decretos llegan cuando se efectiviza la rendición de cuentas y eso no corresponde.

Otro de los puntos analizados fue el de los comprobantes de pago. "El Municipio gasta mucho. ¿Lo hace bien o lo hace en forma discrecional? ¿Qué pasa con las horas extras de los funcionarios, los viáticos, la compra de bienes personales, las contrataciones de empresas privadas?", se preguntó.

La concejal Dortona, en consecuencia, agregó que en diciembre de 2008 aparecen varias órdenes de pago sobre gastos abonados a una remisería de Saladillo.

El importe es por $ 3.691,50 y corresponde a traslados de profesores de danzas nativas, tango, entre otras disciplinas o talleres artísticos, a las localidades del interior. La concejal expresó que el Municipio debería hacer coincidir días y horarios para evitar gastos innecesarios y optimizar los recursos. Además, preguntó por qué los autos oficiales y las combis municipales no se utilizan para el traslado de profesores. A su vez, planteó al Municipio que haga concursos de precios entre las agencias de remises.

En tanto, se refirió a la orden de pago extrapresupuestaria con el código 21, que aparece sistemáticamente todos los meses, con el nombre de "retención voluntaria Intendente", por la suma de $ 3.576. "¿Por qué se retiene (esa suma)? No sabemos bien para qué", dijo.

En otro orden, indicó que una orden indica el pago de viáticos a una persona de la Secretaría Privada, pero no se especifica en concepto de qué. Además, Dortona preguntó "qué parámetro o criterio" utiliza el Municipio para el pago de horas extras.

Explicó que un empleado de la Secretaría Privada cobra, por 33 horas en días hábiles, 453 pesos, mientras que un chofer percibe por 50 horas 353 pesos. Un empleado con 40 horas, 181 pesos. Qué diferencias hay entre unos y otros. Por qué el de la Secretaría Privada cobra más.

En otro orden, comentó que hay cinco órdenes de pago justificando un gasto de $ 2.902, cuyo beneficiario es el intendente Carlos Gorosito. Una de las órdenes es por compra de libros que luego serán donados a una biblioteca popular. No especifica cuál.

Hay otras dos órdenes de pago, una por $ 950 para compra de un portafolios, y otra por $ 760 para otro portafolios de cuero. A su vez, órdenes de pago de $ 417 por la compra de ejemplares del diario El País y revistas Fortuna (negocios y economía).

Finalmente, $ 245 por compra de lapiceras y lanzaminas. La concejal Dortona dijo que "no hay que minimizar" estas cuestiones. Se trata de optimizar recursos.

El concejal Nazareno Cuello, por su parte, analizó un decreto sancionado por el Ejecutivo el 25 de agosto de 2008, el cual determina que los autos del Intendente (Peugeot 306 y Peugeot 307) serán de uso municipal.

Finalmente, la concejal Inzaurgarat marcó como un "error importante" la falta real de planes y programas con diagnósticos y metas claras.

"El presupuesto

no se incrementó en 9 millones"

"Considerar que el presupuesto municipal se vio incrementado en 9 millones de pesos, es un error. Es una mala interpretación de la información que estamos recibiendo", respondió enfáticamente el concejal Marcelo Tomatti, en respuesta al FpV.

"Por la Municipalidad de Saladillo, durante 2008, pasaron 9 millones de pesos más. Eso no quiere decir que los recursos forman parte del presupuesto. El caso más concreto son los 3 millones de pesos que el Gobierno nacional envió al Municipio para que le pague a la empresa adjudicataria de una obra los certificados que emite. Este recurso no es de jurisdicción municipal. Estamos hablando de cuentas extrapresupuestarias. Por lo tanto, se está confundiendo a la gente. Es un error de concepto del FpV. Creo que hay desconocimientos por parte de la oposición", contestó Tomatti.

"En las reasignaciones,

no existe ilegalidad"

El concejal Jorge Negri, en respuesta a los cuestionamientos del FpV, manifestó que un error del 10% en la recaudación municipal no es muy grosero.

"Es demasiado razonable. En cuanto a recursos propios, el Municipio cuenta con estadísticas sobre el comportamiento de los contribuyentes. No ha errado en los porcentajes", dijo.

Con relación a los dineros de partidas afectadas, explicó que los mismos no se presupuestan. Respecto del programa de ayuda al desempleado, Negri indicó que permite ver los nombres y los montos que se pagan. "Es discutible si algunas personas pueden o no estar incluidas en el plan. Pero eso no quiere decir que invalidemos el programa", dijo.

En tanto, el ingeniero Negri recordó que existe una ordenanza complementaria que permite hacer reasignaciones y hacer variaciones. "Desde nuestro punto de vista, no existe ninguna ilegalidad", dijo.

Luego de escuchar las palabras de los concejales del FpV, manifestó que "no está mal observar las cositas" que el bloque del FpV menciona en sus argumentos.

"Si el Intendente tiene dos portafolios, es porque tiene muchos proyectos que no le caben en uno solo, o por ahí se le rompió el que tenía. El Intendente es una persona que anda mucho y gestiona… Si compró libros y los donó a alguna biblioteca, en alguna de ellas estará", expresó. Con respecto a los autos oficiales, aclaró que Gorosito no los usa para cuestiones particulares o actos políticos partidarios.

Comentá la nota