La CTA cuestionó al Gobierno por querer circunscribir el fallo de la Corte Suprema al sector público

"Tomada defiende al sector privado", embistió De Gennaro; el ministro había pedido "no extrapolar" la resolución; "se cayó el andamiaje jurídico del unicato", añadió el gremialista
Las reacciones cruzadas al fallo de la Corte Suprema que puso límites a al monopolio sindical al disponer que cualquier trabajador puede ser delegado gremial aunque no esté afiliado al sindicato no ceden.

Esta mañana, el sindicalista Víctor de Gennaro, secretario de Relaciones Institucionales de Central de Trabajadores Argentinos (CTA), embistió contra el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que ayer había intentado minimizar el impacto de la decisión del máximo tribunal al pedir que no se lo "extrapolara" al sector privado por tratarse de una resolución en un conflicto entre sindicatos estatales.

"Tomada defiende al sector privado", arremetió de Gennaro en declaraciones a radio América. Enseguida, añadió: "No se tiene que asustar a la democracia, porque el fallo no dice que [los trabajadores] se tienen que ir a la CTA o crear otra central, lo que dice es que los trabajadores tenemos derecho a elegir".

Golpe al corazón. Además, consultado sobre el contenido y los alcances del fallo el gremialista fue tajante: "[El fallo] pega en el corazón del modelo porque reivindica la posibilidad de elegir delegados. Se cayó el andamiaje jurídico del unicato de la CGT una manera explícita".

De Gennaro precisó que, según datos que maneja el Ministerio de Trabajo, "en el 12,7 por ciento de los establecimientos hay delegados del sector del trabajo, contando a los estatales" y agregó: "Eso es lo que se cae, no es que el fallo dice que todos se tienen que ir a la CTA, sino que tienen derecho a existir los delegados, le guste o no a la patronal, a los sindicatos o al Ministerio de Trabajo".

Comentá la nota