El ARI cuestionó los fondos mineros para universidades

El ARI salió a cuestionar con dureza los fondos provenientes de la actividad minera para universidades, que aceptaron la UNLaR y varias casas de altos estudios.
La presidente de ese partido político, Graciela Dáscola sostuvo que esos fondos que recibió la universidad riojana -poco más de un millón de pesos - "no provienen de la ganancia líquida que genera la mina La Alumbrera y cuya explotación está en manos de Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD), sino que surge del dinero que pagamos todos los argentinos y especialmente los catamarqueños en agua y energía que ellos (las mineras) no pagan". "Para las mineras los consumos son libres de costos pero si un pobre no paga la luz se la cortan", añadió Dáscola.

Para la dirigente del ARI el dinero que YMAD aporta a las universidades nacionales "también es producto de los impuestos que las mineras no pagan como el impuesto al cheque, a la importación y la exportación". "Además ese dinero es fruto de los muchos dólares o euros obtenidos de los otros minerales que se llevan en bruto sin declarar", cuestionó.

Incluso Dáscola consideró que esas utilidades de la actividad minera que se asignan a las universidades "también corresponde a lo que pudieran haberse olvidado en las declaraciones juradas por lo que pagan sus exiguos impuestos (libres de gastos de inversión) de las minas declaradas: oro y plata". "Y además, ese dinero también es obtenido a costa de la salud de la población a la que ponen en riesgo con la actividad minera", agregó.

Prebendas

Más adelante, Dáscola afirmó que cualquier empresario que quiera montar un negocio pone en riesgo su capital, paga el agua, la luz, el impuesto al cheque y paga impuestos de importación y exportación". "Las mineras no lo hacen. Se lleven nuestros minerales y nos contaminan el agua y el aire y deterioren la vida humana, animal y vegetal", se lamentó la dirigente.

Dáscola añadió que con el aporte que hacen a las universidades nacionales, las mineras "quieren aparecer como las hadas buenas, generosas, las que regalan supuestamente sus ganancias para la educación". "Son simplemente trucos para embaucar a la gente y así pretenden comprar las voluntades del pueblo para obtener la licencia social que en La Rioja no la tienen", criticó.

En este marco, Dáscola opinó que las universidades deben ser solventadas por el Estado. "Es obligación educar al soberano. No estoy de acuerdo con que nuestros jóvenes reciban el dinero que les corresponde de una forma que no corresponde. Es un aporte muy costoso para la humanidad por la contaminación del medio ambiente, por el vaciamiento de los cerros de nuestra Patria y todos las prebendas que los mega mineros tienen con respecto al común de los ciudadanos", concluyó.

Comentá la nota