Cuestionan a Simón que ahora quiere ser fiscal .

El ex diputado provincial es severamente rechazado por organizaciones de derechos humanos que recuerdan su pasado, cuando protagonizó desalojos en contra de campesinos santiagueños.
El abogado Pedro Simón, quien fue vicepresidente de la Legislatura provincial, estaría a punto de ser designado fiscal federal en Santiago del Estero.

Así lo denuncia una gacetilla de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, que fue enviada a la redacción de DIN, la cual reproduce el siguiente texto. Oportunamente, el abogado Pedro Simón fue denunciado por humildes campesinos, en el sentido de que siendo diputado asumía la representación de capitalistas foráneos, encabezando personalmente operativos para expulsar de sus tierras a familias enteras, con legítimos derechos por haber habitado tradicionalmente allí. Inclusive, un video -que puede verse en DIN-, muestra uno de esos desalojos, donde el diputado solicita que "no lo filmen". Pese a tales denuncias y otras que fueron impulsadas por organismos nacionales de derechos humanos, el abogado Pedro Simón sería designado fiscal.

Denuncia de LADH

A continuación la denuncia de la Liga Argentina por los Derechos Humanos: Según consta en el sitio oficial del Senado de la Nación, ha ingresado un proyecto de ley en expediente Nº72/09 del Poder Ejecutivo Nacional solicitando acuerdo para designar fiscal federal de Primera Instancia de la Provincia. Los antecedentes de este abogado son suficientemente graves como para preocuparse seriamente, ante la posibilidad que se convierta en fiscal federal. Perteneció orgullosamente a un estudio jurídico que en tiempos de los Juárez desalojaba campesinos de sus tierras, entre ellos el más resonante y escandaloso de la familia Quiñones, en el Lote 41 de Los Juríes. Cuando llegó la intervención federal de Pablo Lanusse a nuestra provincia, el personaje en cuestión utilizó vinculaciones y el desconocimiento de los porteños de la intervención, para colocarse el ropaje peronista, consiguiendo de este modo que el PJ lo colocara en su lista de diputados provinciales junto con la candidatura a gobernador de José "Pepe" Figueroa, quien perdió las elecciones con el gobernador Gerardo Zamora.

Cuando asumió como diputado provincial, Pedro Eugenio Simón impulsó mediante la presentación de un proyecto de ley la incorporación del artículo 182 bis al ordenamiento procesal penal de la provincia, que había sido parcialmente derogado durante la intervención federal. Este proyecto de ley fue aprobado con la mayoría oficialista del Frente Cívico y actualmente es la ley que permite el desalojo como medida cautelar de comunidades campesinas e indígenas. En un recordado programa televisivo, al ser abordado por el periodista Tognetti y en una actuación patética, reconoció el desalojo que había realizado personalmente a una familia campesina del sudeste santiagueño, ejerciendo su calidad de diputado y vicepresidente de la Legislatura. Como se puede ver, llegó a ser la cuarta autoridad en la Provincia. Como consecuencia del escándalo producido por el programa, hubo algunos intentos de expulsión de la Cámara, pero Simón amparado por sectores vinculados a los terratenientes sojeros logró mantenerse como diputado provincial y al mismo tiempo concursar en el cargo de fiscal federal.

Comentá la nota