Cuestionan la promoción de feed lot de grandes dimensiones

La promoción del engorde de ganado a través de feed lots de grandes dimensiones impulsada por el Gobierno apunta a “hacer caja a costa de los productores” a través de un “distorsionado y negativo manejo esgrimido desde la Secretaría de Comercio Interior”, a cargo de Guillermo Moreno.
Así lo denunció ayer la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), en un comunicado en el que detalla cómo a través de los subsidios otorgados, los feedloteros pueden obtener ganancias de hasta el 80% sobre el valor de compra.

CARBAP precisa que con precios de 3,10 a 3,15 pesos el kilo para los terneros y de 2,60 a 2,70 para los novillitos de 250 a 330 kilos, los engordadores “reciben un subsidio por cabeza y por día para animales que se faenan con menos de 300 kilos de 2,17 pesos”.

En ese caso, lo ganado por los feedloteros sería de 1,80 peso por kilo, equivalente al 55 por ciento del valor de compra.

CARBAP denuncia, en este caso, el distorsionado y negativo manejo esgrimido desde la Secretaria de Comercio Interior hacia la ganadería de cría, que beneficia a los engordadores intensivos (feedloteros) en detrimento de los criadores y recriadores.

“Para el caso de la compra y engorde de novillitos, por ejemplo si se compra con 270 kg y se vende con 380 kg el subsidio aportado por el gobierno representa 2,89 pesos por cabeza y por día y aproximadamente 2,31 peso por kilo es lo ganado por animal, en este caso el subsidio representa el 80 por ciento del valor de compra”, añade CARBAP.

Esas ganancias, según CARBAP, se logran “merced a los buenos oficios del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno”, con lo que “una vez más queda al descubierto cuál es la intencionalidad de crear enormes feedlots con los terneros overos, anunciados en su momento por la señora presidente de la Nacion Cristina Fernández”.

Ese propósito, dicen los ruralistas, es “seguir haciendo caja a costa de los productores y engañando a la población con la excusa de cuidar la mesa de los argentinos”. “La gran diferencia se la lleva quien en aproximadamente tres meses obtiene una ganancia neta del 25 al 30 por ciento sobre el valor de compra de esos terneros, que es el feedlot”, indica la entidad.

Por su parte, “el criador que debe esperar durante 16 meses (con venta de ternero) o 26 meses para un recriador que vende con 270- 280 kg obtiene un valor bruto de 560 a 700$/cabeza respectivamente, con margen negativo”, asegura CARBAP. “Los feedloteros son cómplices obligados del perverso esquema diseñado por el Gobierno, para quienes el atraso en el pago de los subsidios sigue en los 7 meses, pero siempre beneficiando y pagando en termino a los establecimientos más grandes o a los más amigos y funcionales”, denuncia la agrupación presidida por Pedro Apaolaza. CARBAP finaliza su documento señalando que “al igual que lo ocurrido con la repartija de maíz para las zonas de sequía, la culpa no la tiene el chancho sino quien le da de comer”. (DyN)

Comentá la nota