Cuestionan el pensamiento "socialista" del gobernador

El secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Oscar González, calificó ayer la actitud del gobernador Hermes Binner como "incomprensible", al señalar que "es totalmente inconsecuente con la práctica y el pensamiento socialista tratar de favorecer a los sectores de capital concentrado y no esforzarse en función de los sectores más desprotegidos".
González dijo que la política de Binner "no se compadece con la perspectiva socialista" al referirse al hecho de "pedirle a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que saque las retenciones".

   Para el funcionario, "las retenciones son la legítima forma que tiene el Estado de hacerse de un presupuesto necesario para abordar el desafío de desarrollar el país, preservar el empleo y hacer inversiones productivas".

   "Dejar al Estado sin esos ingresos es dejarlo al desamparo", respondió el funcionario, y recordó que "nos costó mucho la política del Estado mínimo de (el ex presidente Carlos) Menem y compañía en los 90".

Activo y presente. González hizo hincapié en que "ahora queremos un Estado activo, presente, y para ello tiene que poseer los medios para desplegar la inversión social y la productiva".

   En ese sentido, indicó que "hace falta que los sectores que más tienen paguen sus obligaciones, en particular los derechos de exportación", y aclaró que las retenciones "no son una expropiación o un saqueo sino el legítimo ejercicio del derecho de socializar las ganancias, porque cuando hablamos de socializar las pérdidas ya sabemos que el sector popular es el que paga".

   González, junto con el diputado Ariel Basteiro, fueron expulsados recientemente de las filas del Partido Socialista, que conduce el senador santafesino Rubén Giustiniani. Ambos representan al denominado socialismo K.

Comentá la nota