Cuestionan las "mañas antidemocráticas" de UTELPa

La agrupación Fuentealba cuestionó con dureza a la actual conducción de UTELPa, acusándola de implementar "mañas" para garantizarse un manejo "antidemocrático" del gremio. "Es patético", dijeron en respuesta a los dichos de UTELPa respecto de los motivos por los que no se hacen medidas de fuerza en concordancia con otras organizaciones de trabajadores.
En representación de la agrupación, un documento lleva las firmas de Cristina Gatica, Marta Alcala, Margarita Bastián, Pablo Diez, Carlos Urmente, Cristian Rosso y Marcela Abercon.

A criterio del sector, los últimos dichos de UTELPa "son dignos de las mejores páginas del grotesco". "Si la situación no fuese tan grave como en realidad lo es, darían lugar a una puesta en escena satírica donde terminemos riéndonos (muy al estilo de los argentinos) de nuestros propios males", interpretó.

"¿Qué otra cosa que un mal argentino, es la existencia de dirigentes gremiales que perfeccionan día a día sus mañas para imponer sus decisiones antidemocráticas sin consultar a las bases, sin generar el debate abierto que como sociedad necesitamos? Al afirmar en sus declaraciones "Sí, es cierto y consideramos que los espacios son limitados y hay que luchar para que el gobierno institucionalmente reconozca el espacio de la discusión dentro de la escuela", se está admitiendo, públicamente, que las Asambleas por Escuela, en los espacios en particular del EGB 3 y Polimodal, son irrealizables", plantea la Fuentealba.

Añade: "Y así se tuviese "un mecanismo aceitado" para poder concretar esas asambleas (la misma dirigencia se encarga de contradecirse, aclarando que los espacios de discusión no están), con esta metodología se aseguran que nunca, maestros y profesores, estemos juntos debatiendo para alcanzar una visión integral de la problemática de la educación".

"Siguen insistiendo con los Congresos Extraordinarios, y no explican lo inexplicable: que esta dirigencia modificó el Estatuto de UTELPa para garantizar la imposición de un pensamiento unívoco (único) y que los congresales no surgen de una elección democrática de sus compañeros: forman parte de una lista sábana que asumió en el mismo momento de las elecciones. Vieja maña gremial: ganamos las elecciones y la mayoría de los congresales, son nuestros. No hay modo de oponerse a lo que decidamos. ¿Cómo no comprender, entonces, la impotencia del que va al Congreso, sabiendo de antemano que el debate no va a existir? Un simple cálculo matemático ("somos tantos para levantar la mano; cuando votemos ganamos") les asegura el resultado", dice la agrupación.

"Esa es la mayoría de la que esta dirigencia se jacta: una trampa legal para no permitir el debate y el disenso. Como bien afirma la Secretaria General del gremio: "El gremio está para disputar contra la patronal". Y nosotros, poniéndonos en el rol de ‘abogados del diablo’, agregamos (tratando de imitar gritos agudos de combate): ‘Y no está para discutir con los compañeros, porque el control lo tenemos nosotros, los que ganamos en las últimas elecciones’".

"La frase preferida de esta conducción es: ‘vamos por más’ y así nos mantienen desmovilizados desde hace años. Además nos dan cátedra de gremialismo y nos retan: ‘El paro no es un fin en sí mismo’, declaman. Ya lo sabemos, compañeros dirigentes, ya lo sabemos. Por eso mismo estamos cansados de que nos llamen a paros aislados cada vez que quieren demostrar lo combativos que son. Un paro aislado a Verna, quietitos y en calma, de nuevo, en esta coyuntura electoral. Es patética la forma autoritaria en que desacreditan la convocatoria a asambleas generales, de los tres niveles juntos: ‘no podemos estar en permanente estado deliberativo’ (Es como si nos dijeran : ‘¿Cómo se les ocurre, desacatados, que hay que debatir?’) o si no, afirmar que en una asamblea de las bases, ‘se debatía, y tres o cuatro compañeros son los que manifiestan reiteradamente la opinión y el resto queda en una posición pasiva o de observador’".

"¡Qué postura tan retrógrada del gremialismo! -dice la Fuentealba- ¡Qué modo tan vergonzoso de definir a los trabajadores sesionando en asamblea ¡Vaya aprendiendo el resto de la dirigencia que toma sus decisiones en asamblea de base (Salud, Judiciales, Bancarios, el gremio de la Cámara de Diputados, etc.,etc.): no sirve, según UTELPa, este método. Parece ser que los que levantan la mano y votan libremente, son ‘sólo pasivos observadores’".

Comentá la nota