Cuestionan compra de terrenos en el CECU

El querellante contra la comisión directiva del gremio de comercio dijo que se compraron terrenos pero que se desconoce el destino de las propiedades.
Luego de haber dado a conocer la acción judicial iniciada contra la comisión directiva del Centro de Empleados de Comercio de Ushuaia (CECU) por supuesta malversación de fondos, el denunciante Héctor Jara amplió las sospechas sobre la conducción del secretario General del gremio, Pablo García. Dijo que se compraron terrenos sin consultar a los afiliados y que se desconoce el uso dado a lugares que pertenecieron a la entidad. El afiliado sostuvo que la Justicia también deberá investigar el origen y destino de los inmuebles adquiridos por la asociación mercantil.

La denuncia penal ante posibles irregularidades en la administración de la agrupación de trabajadores se conoció en el mes de diciembre y generó un allanamiento ordenado por el Poder Judicial de la provincia. El operativo de inspección se llevó adelante a finales de 2009 en oficinas de la sede ubicada en Gobernador Paz Nº 1081, de donde se secuestró documentación para su análisis.

Respecto de los terrenos que serían propiedad, o al menos habrían pertenecido al CECU, Jara indicó que son tres, ubicados en distintas zonas de la capital fueguina. "Uno en la zona de Andorra, un terreno que es usurpado, que como ente el sindicato no debería haber comprado, poder podía pero no debería haber comprado, salvo que sea tal vez alguna maniobra, dolosa o no, eso lo veremos", desafió el impulsor de las acusaciones.

Por otra parte, el denunciante mencionó la adquisición de un predio en el sector del barrio 640 Viviendas "donde se iba teóricamente a construir al Polideportivo mercantil". "Estamos hablando de 11 años de gestión y creo que no hay ni siquiera un palo clavado ahí. Según versiones, hasta lo han loteado en pedazos y creo que le queda un pedazo al sindicato todavía", cuestionó el empleado promotor de las graves imputaciones contra los dirigentes.

Jara señaló la situación de otros dos terrenos: "Nos dieron un espacio en la zona de Tiro Federal, creo que está abandonado, en Tolhuin también habían dado un terreno y eso también creo que nos lo sacaron". Además, resaltó que jamás se pidió la aprobación de los afiliados, siendo que las decisiones de ese tipo deberían tomarse en reuniones informativas. "Todo lo que se compra, todo lo que se vende, debe ser a referéndum de las asambleas, o sea nosotros, los dueños del sindicato, los afiliados, somos quienes tenemos que refrendar si está bien la compra o está mal, nunca se hizo", expresó.

"El terreno que está en Andorra no se sabe bien si se iba a hacer un quincho o un camping. Todas estas cosas lo único que hacen es hacerle mal al Sindicato, porque en definitiva no se ha hecho nada", insistió el afiliado

Las exposiciones

El denunciante es afiliado y asegura que se utiliza el sindicato y los aportes gremiales en beneficio político y personal del secretario Pablo García. Según dijo, los dirigentes no permiten la participación en las elecciones, no realizan las asambleas ni rinden cuentas desde hace 11 años. La denuncia de fraude incluye la compra de una camioneta y su posterior venta, la realización y el mantenimiento del diario La Quinta y la FM Radio Cinco, la designación como titular de la obra social OSECAC y el pago de haberes a un dirigente que no vive en la provincia, la no publicación de balances y memorias financieras, y la creación de la "Fundación Chicos Fueguinos" con dinero de sindical.

"Nosotros tenemos que comprobar que se hizo con aportes del gremio o con plata del gremio. Está en la Justicia todo radicada la denuncia como para que él demuestre lo contrario", indicó Jara. Y reconoció que "sería mucho menos nocivo para el sindicato si se hicieran las cosas como deben hacerse. Lamentablemente, se mal acostumbraron, se cebaron y están haciendo lo que quieren. Para ellos manejar su estancia, manejar su negocio es cosa de todos los días, y no es así, hay afiliados atrás de esto, nosotros somos los que aportamos, somos los que ponemos la plata, entonces también necesitamos servicios y beneficios".

El promotor de la querella explicó que trabaja políticamente con la línea interna Agrupación Mercantil y adelantó su objetivo de que las autoridades nacionales intervengan el sindicato para una normalización. La acción judicial fue realizada con el asesoramiento del abogado Alejandro de la Riva.

"Durante muchos años vengo trabajando en pos de que la situación sindical mejore, que el sindicato no sirva para los fines de lo que lo utilizan que es hacer campañas personales y campañas que no tienen nada que ver con el sindicato, entonces esto ha hecho de que, a través del trabajo, de la constancia, con compañeros que venimos trabajando, nos han acercado informaciones de distinto tipo y además alguna documentación, cosas como para poder tener respaldo de la denuncia", detalló.

Además, remarcó que pretendió postularse en tres elecciones desde 1998, pero dijo que nunca se lo permitieron. Subrayó que lleva 30 años como empleado de comercio y que esa condición le permite defender públicamente las imputaciones efectuadas contra García, ya que el grupo de personas que impulsa la medida habría sido intimidado para no actuar en contra de las autoridades del CECU.

El diario La Quinta

Por otra parte, Jara le adjudicó a Pablo García haber "armado" un diario "solo a fines de las propagandas políticas de él" y para cubrir gastos de su candidatura en la interna del Partido Justicialista como integrante del Frente de Renovación Peronista. Aseguró que hay pruebas presentadas al respecto ante la justicia.

"Ese diario también sirvió a los únicos fines y propósitos de presentar la convocatoria de las elecciones. Quién lo leyó, si no lo publicó, si no lo sacó, pero no se lo dio a la gente, no salió a circulación el diario, lo hicieron al diario y en teoría quedó adentro del mismo diario que él tiene, no se distribuyó", criticó el denunciante.

"Esas maniobras, esas aberraciones que esta comisión directiva, o Pablo García en sí con la comisión directiva llevan adelante para seguir perpetuándose en el cargo llegaron a un límite, todo tiene un límite y esta es la gota que rebalsó el vaso", concluyó.

Comentá la nota