Cuestionan al candidato argentino en la CIDH

Cuestionan al candidato argentino en la CIDH
Es Víctor Abramovich (foto), que dirige ese organismo desde 2006. Lo acusan de "privilegiar sus intereses personales" y no tener "autoridad moral" para el cargo.
La organización Democracia, Transparencia y Derechos Humanos (DTHH) envió una carta a los ministros de Relaciones Exteriores de los Estados miembros de la OEA cuestionando al candidato a la reelección a la CIDH propuesto por el

gobierno argentino, Víctor Abramovich. La elección se llevará a cabo por votación de los Estados en la Asamblea General de

la OEA que se celebrará a partir del 2 de junio de 2009 en Honduras.

En su comunicación, DTHH destacó que "uno de los dilemas atinentes a la función pública es el que enfrentan los servidores públicos cuando se les presentan situaciones en que deben optar entre velar por los intereses públicos o velar por sus intereses privados o institucionales". DTHH cuestionó severamente a Abramovich señalando que "en lugar de dedicarse exclusivamente a promover y proteger los derechos humanos durante su gestión en la CIDH, ha

otorgado prioridad a sus intereses personales".

DTHH considera qque "al involucrarse y votar en casos y conflictos de poder generados por organizaciones que integró antes de incorporarse a la CIDH, el comisionado Abramovich perdió la imprescindible objetividad y afectó la reputación y la legitimidad de la propia CIDH".

En otro de los tramos más duros del comunicado de la DTHH se expresa que "el comisionado Abramovich se dedicó a sabotear las reuniones de la CIDH, con el objetivo de tratar de imponer su agenda personal a los demás miembros de la Comisión y al no lograrlo llegó al extremo de generar un escándalo público". Se acusa a Abramovich de "abandonar las sesiones de la CIDH, romper el quórum necesario para la aprobación de informes de derechos humanos y efectuar acusaciones públicas contra los demás miembros de la CIDH, así como contra Estados miembros de la OEA y contra altas autoridades de la propia Secretaria General de la OEA".

En su carta a los ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, DTHH indica que en su opinión, el candidato a la CIDH propuesto por el gobierno argentino "no llena el requisito de alta autoridad moral" que exige el artículo 34 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos para poder integrar esa importante institución de promoción y defensa de los derechos humanos.

Comentá la nota