Cuestionan un beneficio al inquilino de los Kirchner

Cuestionan un beneficio al inquilino de los Kirchner
Constitucionalistas piden anular un decreto que favoreció a Relats
El Calafate es, según afirma la presidenta Cristina Kirchner, su lugar en el mundo. Allí fijó su residencia y, también, inversiones con las que su patrimonio aumentó de manera exponencial durante los últimos años. Como el hotel Los Sauces, que le alquila al empresario Juan Carlos Relats por cerca de 210.000 dólares por mes.

Ese alquiler, sin embargo, podría traerle ciertas complicaciones a la Presidenta: podría haber incumplido con la ley de ética pública, según surge de las consultas de LA NACION con cinco juristas de primera línea. La controversia se centra en que firmó un ajuste tarifario que le permitió a Relats embolsar 32 millones de pesos de las arcas públicas. De ser declarado nulo, el empresario debería reembolsar el dinero y la mandataria quedaría sujeta a un sumario.

El posible conflicto de interés se centra en el decreto 902/08 que Cristina Kirchner firmó el 9 de junio del año pasado. Allí aceptó la renuncia de dos empresas ?una de ellas Rutas del Litoral, de Relats? a reclamar una "tasa interna de retorno [para] contratos de concesión de obra pública".

Lo que aparentó ser un ahorro para el Estado sobre la base de la ley de emergencia económica implicó, sin embargo, una erogación fiscal. En el caso de Rutas del Litoral, $ 32 millones, según reconocieron desde la empresa a La Nacion, aunque aclararon que no percibieron todo lo que reclamaban, ya que quedaron excluidos otros $ 22 millones por intereses adeudados.

Esas cifras por un total de $ 54 millones no constan en los considerandos del decreto 902, en el que se detallan la intervención del área de Auditoría Interna y de la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Planificación, pero no así la Oficina Anticorrupción (OA), según confirmaron fuentes oficiales.

Como anexo, el decreto incorporó la fórmula "polinómica de ajuste de la cuota resarcitoria" que se aplicó. También se alude al expediente administrativo S01:0501629/2006, que La Nacion ubicó en una oficina de Vialidad, pero al que no pudo acceder por no ser "parte interesada".

Las causales de excusación

Más allá de los montos y el expediente en danza, la duda es si la Presidenta podía o no firmar esa resolución, desde que el inciso i) del artículo 2° de la ley de ética pública (ley 25.188) impone a todo funcionario "abstenerse de intervenir en todo asunto respecto al cual se encuentre comprendido en alguna de las causas de excusación prevista en la ley procesal civil". De infringir esa veda, el acto firmado es nulo de nulidad absoluta. Entre esas causales de excusación figuran ser "acreedor, deudor o fiador de alguna de las partes" y "haber recibido beneficio de importancia de alguna de las partes".

Tanto los constitucionalistas Gregorio Badeni, Daniel Sabsay y Fernando Toller, el penalista Manuel Garrido y el administrativista Alberto Bianchi evaluaron la validez del decreto y los posibles vericuetos legales de todo el cuadro legal que rodea al matrimonio presidencial y al empresario Relats.

Consultado por La Nacion, el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, pidió unos días para dar precisiones. Tres semanas después, indicó: "Un tema no tiene que ver con el otro" y que, por lo tanto, "la Presidenta podía firmarlo".

Sin embargo, los cinco académicos expresaron ciertas dudas sobre la validez del decreto, y Garrido y Toller surgieron como los más críticos.

Ex fiscal de Investigaciones Administrativas, hoy uno de los directores de la ONG Cippec, Garrido planteó que la ley de ética "incorpora una serie de normas que apuntan a que los funcionarios sean imparciales al tomar decisiones, y cuando se está en duda, es necesario que se excuse o que dictamen la OA y la Procuración".

Toller va más allá. Este profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Austral concluyó: "Se dan varias causales para la nulidad del decreto", cuya firma por la Presidenta es "nula de nulidad absoluta". Es decir, que "no tiene efectos jurídicos y lo que dispuso debe retrotraerse".

Los otros dos constitucionalistas sumaron dudas. "La situación se encuentra absolutamente al borde de la nulidad", estimó Sabsay, que dijo que "habría que ver de qué manera se refleja el cobro de los alquileres por parte de Néstor Kirchner en la sociedad conyugal", ya que los ingresos son gananciales. "Si se divorciaran, la mitad de esos ingresos irían para ella." Badeni aplicó el sentido lógico: "Si uno demanda a una persona y descubre luego que ese demandado le paga 200.000 dólares por mes en alquileres al marido de la jueza, ¿pediría su recusación?".

Bianchi se mostró más cauto, desde que las causales de recusación y excusación se aplican con carácter "restrictivo" en la ley de ética. "Néstor y Cristina Kirchner son lo mismo, pero ciertas formalidades pueden dar pie a que una ley no pueda ser aplicada ?recordó?. Habría que ver si la jurisprudencia y la doctrina procesal permiten extender las causales de recusación al «marido de la jueza»."

Los archivos registran un antecedente que habilita las especulaciones. En octubre de 2002, Patricia Bullrich reclamó la nulidad de un acto administrativo que firmó la ministra de Trabajo, Graciela Camaño, en beneficio de los sindicatos. Le enrostró ser "juez y parte" por estar casada con el gremialista Luis Barrionuevo. La OA le dio la razón en abril de 2003 y anuló la resolución 708/02.

La causa

* El hotel Los Sauces. Es un alojamiento de alto nivel que el matrimonio Kirchner construyó en El Calafate, en tierras de su propiedad. Desde 2006, lo administra el empresario Juan Carlos Relats, a partir de un acuerdo que selló con Néstor Kirchner. Tiene 38 habitaciones y la más cara de ellas puede costar hasta 1500 dólares la noche.

* Juan Carlos Relats. Es un empresario dueño de un grupo que tiene hoteles en varias provincias y empresas concesionarias del Estado (rutas y obra pública).

* Cristina Kirchner. Firmó en junio de 2008 el decreto que permitió a Rutas del Litoral embolsar $ 32 millones extras. Relats era su "inquilino" desde 2006.

210.000

Dólares

* Es lo que paga por mes el empresario Relats a Néstor Kirchner en concepto de alquiler de Los Sauces.

32

Millones de pesos

* Obtuvo Rutas del Litoral, de Relats, gracias a un decreto presidencial de 2008.

Comentá la nota