Más cuestionamientos por la relocalización de los vendedores ambulantes a la playa Bristol

Tal como anticipó 0223.com.ar, ante el desconocimiento de vecinos, turistas e incluso de funcionarios y concejales, en la playa Bristol se está construyendo una plataforma sobre la arena, de aproximadamente 3000 m2, en donde se reubicaría a los vendedores ambulantes que tradicionalmente se instalan en la rambla.
La franja de 20 metros de ancho por 150 de largo generó días pasados el malestar de las autoridades del Club de Pesca Mar del Plata. Desde la entidad aledaña a la controvertida construcción, informaron al intendente Pulti que se deslindan de cualquier circunstancia que pueda ocurrir en esa zona y le advirtieron la posibilidad de iniciar acciones legales contra la Comuna.

En tanto, representantes de la Unión de Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) local, también dieron a conocer su disconformidad por la relocalización de los vendedores ambulantes, por considerar que de ese modo se "legaliza una actividad ilegal".

En declaraciones a este vespertino digital, el presidente de la UCIP , Raúl Lamacchia, consideró este jueves que "no solamente (los vendedores ambulantes) de la Playa Bristol sino también los que están sobre la avenida Luro son un flagelo que existe desde hace muchos años". "Habría que regularizarlos, es decir, que estén inscriptos dentro de la economía formal, que paguen sus impuestos y, a partir de ahí, reubicarlos en lugares habilitados para que ejerzan la actividad, pero no en la playa, para eso hay locales habilitados", sostuvo.

A su vez, enfatizó que "no es la solución que el comercio y los habitantes de la ciudad esperan en este tema" y apuntó: "Esto es legalizar una actividad ilegal y no es bueno, porque es la autoridad pública la que está autorizando lo ilegal, generando precedentes para que el día de mañana vengan los vendedores de Luro a reclamar lo mismo; no es un buen ejemplo para nadie".

En ese sentido, Lamacchia remarcó que a los comerciantes que desarrollan su actividad dentro del marco de lo legal "les cae la AFIP todo el tiempo, les hacen grandes multas si no tienen al personal correctamente registrado", mientras que el espacio destinado a los vendedores ambulantes "termina pareciéndose a una Salada, es una competencia desleal".

"Lo peor de todo –advirtió- es que con la llegada de la temporada esto se intensifica y no es bueno. No es que uno no quiera que esa gente trabaje, nadie quiere coartar ese derecho, pero sí tienen que hacerlo dentro de los cánones que corresponden".

Finalmente, aseguró que la cuestión fue tema central de diversos encuentros entre el sector y Departamento Ejecutivo. "Ya hemos hablado con el Intendente en varias oportunidades y ahora estamos a la espera de lo que resulte de la Bristol porque creemos que hay que exigirles que cumplan con la norma, que paguen sus impuestos, estén registrados y autorizados por los órganos que correspondan", insistió.

"No es competencia leal para el comercio legal y, con esta reubicación, no se si es peor el remedio que la enfermedad", culminó.

Comentá la nota