Cuestionamientos al Presupuesto 2009 incluyeron un pedido para dilatar su tratamiento

Los 12 oradores de la Audiencia Pública del Presupuesto municipal 2009 vertieron críticas al proyecto. Centralizaron sus cuestionamientos en la sobreestimación de ingresos, la falta de cumplimiento del Presupuesto Participativo 2008, la ausencia de un Plan de Gobierno que explique el destino de los recursos, y algunos reclamos barriales puntuales.
La totalidad del gabinete Municipal, encabezado por el intendente Marcelo Cascón, los once concejales locales, y un importante número de vecinos, escucharon hoy como los 12 oradores de la audiencia pública criticaron la forma y contenido de la presentación del proyecto de Presupuesto 2009. En total eran 18 los anotados, pero seis se retiraron antes de dirigirse a los presentes o directamente no concurrieron.

El Presupuesto municipal presentado por Hacienda al Concejo contiene ingresos por casi 200 millones de pesos, es decir un 30 por ciento superior al vigente. Pero los ingresos por coparticipación y regalías no incluyen aumentos, con lo cual las subas en los ingresos por jurisdicción propia se incrementar en más de 180 por ciento.

Uno a uno, a título personal, o en representación de entidades intermedias, quienes hicieron uso de la palabra advirtieron sobre lo abultado de la estimación de ingresos, tomando como parámetros de comparación la recaudación y ejecución presupuestaria de 2007 y 2008. Fue ese tema, precisamente, el que ocupó gran parte de la alocución del propio secretario de Hacienda, Jorge Temporetti (ver nota aparte).

Entre las posiciones más críticas, sorprendió la del radical Federico Lutz quien llegó a proponer la “dilación” en el tratamiento del proyecto de Presupuesto, “hasta tanto se cumpla con los términos de la legislación vigente, tanto la Carta Orgánica, como las Ordenanzas nº 1611-CM-2006 y nº 1772-CM-2008”. Solicitó en este marco, incorporar “especialmente los elementos de planificación, los proyectos o programas, el modo en que se prestarán los servicios públicos, y la conformación de la planta de personal”.

Lutz recomendó en este sentido la prórroga del Presupuesto actual durante los primeros meses de 2009.

El ex Asesor Letrado del Ejecutivo y el Concejo apuntó que la presentación no se ajusta a lo establecido por la Ordenanza 1611 de 2006, ya que “no incluye el Programa General de Acción de Gobierno. Por el contrario solo remite una expresión financiera de aquello que seguramente el gobierno está pensado hacer, pero ha privado a la ciudadanía de su conocimiento”, indicó.

Además, cuestionó los gastos “sin clasificar”; la falta de “explicación social de las prioridades asignadas” a los 6 millones de pesos del Presupuesto Participativo; y hasta la anunciada revisión de las ordenanzas fiscales.

“Como estrategia en materia de ingresos no se hace uso del derecho constitucional de reclamar a la Provincia de Río Negro la recaudación municipal del Impuesto Inmobiliario, hecho que también resolvería un problema social de la localidad”, agregó.

En tanto, la vecina Diana Ortiz cuestionó que algunas obras en determinado barrios sean financiados parcialmente por Aportes del Tesoro Nacional, cuando en otras barriadas “los vecinos asumieron el costo completo” de las obras.

Por su parte, el contador Jorge Rojas comparó los ejecutados de 2007 y la proyección de 2008, apuntando a lo que entendió es una “sobreestimación de ingresos” para 2009. “Es un presupuesto inflado”, dijo en relación al proyecto para el año próximo, y agregó que este año se “superará ampliamente lo previsto en gastos de sueldos” del personal municipal.

Otro de los puntos cuestionados por varios oradores fue la escasa ejecución durante este año del Presupuesto Participativo. Oscar Ferrero calificó como un “incumplimiento absoluto” lo sucedido con los proyectos aprobados en 2007 y que debían ejecutarse este año. “El domingo pasado la gente reflejó la tendencia de no creerles más” a los funcionarios municipal, agregó en relación a la escasa participación ciudadana en la votación de proyectos realizada en la Delegación Lago Moreno, ya que sólo 113 vecinos se hicieron presentes para elegir.

Ferrero pidió que “los 2.968.000 pesos que este año no se ejecutaron se agreguen a la partida del año próximo”.

“El dinero estaba –para las obras-, pero no se ejecutó”, dijo.

En una misma línea, Luis Rossi recordó que también votaron jóvenes y niños. “293 pibes votaron el Presupuesto Participativo Joven, si no hacen las obras los van a frustrar”, criticó. “Dicen que hablamos de democracia, les pido a los concejales que no frustren a los pibes. Si los proyectos no se hacen, voy a estar más enojado porque están jorobando a mi pibe que participó de la votación. Ya nos curran a los grandes, y sigan currándonos, pero pongan la plata para el presupuesto joven”, reclamó.

Dos vecinos de Villa Los Coihues reclamaron la inclusión de obras para el barrio; mientras que un alumno del Colegio Jaime De Nevares recordó la ausencia de recursos necesarios para una política de contención y promoción de los jóvenes. (ANB)

Comentá la nota