Más cuestionamientos en General Acha

La gestión de María Elena García al frente de la Municipalidad de General Acha volvió a ser blanco de cuestionamientos.
Esta vez el concejal del Frepam, Alejandro Odasso, aseguró que "existen sospechas de que hay agentes que no prestan el servicio como es debido y, pese a ello, también son beneficiados con el pago de horas extraordinarias, muchas veces no prestadas".

De esta forma, Odasso se refirió al proyecto que el Concejo Deliberante aprobó recientemente por unanimidad, a través del cual solicitan al Ejecutivo que informe en un plazo no mayor a diez días corridos sobre el pago de horas extraordinarias, adicionales, francos compensatorios y viáticos abonados a empleados, jornales, contratados, planes sociales y funcionarios.

Necesidad.

El edil sostuvo que el proyecto de su autoría "es totalmente necesario, creo que debemos tener algún tipo de información adicional a la que estamos pidiendo por los balances. Y de esta manera saber a qué atenernos con las arcas municipales que no son suficientes para pagar a los jornales, ni a los empleados del concejo, que son extraordinariamente considerados funcionarios.

"Por ese motivo -insistió- es necesario saber qué destino tienen estos beneficios y, al mismo tiempo, saber qué prestación realizan algunos empleados municipales. El objeto es tener conocimiento cabal -como dice el proyecto- si muchos empleados reciben estos u otros beneficios, como así también de qué manera y cómo se les paga".

Subsidios.

Por otro lado, Odasso aprovechó la ocasión y habló sobre los numerosos subsidios que el gobierno municipal está entregando desde hace algunos días para cosechar votos a favor del justicialismo de cara a las elecciones del 28 de junio.

En tal sentido, opinó que "parece ser que las arcas municipales tienen algún verano económico dado que curiosamente vemos que viene mucha gente beneficiada con subsidios, que celebro que así sea porque las carencias son muchas en General Acha. Por lo tanto creo que debemos preservar el erario público y una forma de hacerlo es al menos conocer de dónde sale todo este dinero".

Independientemente de las declaraciones de Odasso, hay trascendidos que afirman que la jefa comunal está dando subsidios, que en algunos casos alcanzan a 800 o 900 pesos, a diferentes vecinos de la localidad. Pero se sospecha que muchos de éstos son para beneficio de familiares y amigos del poder, como así también que hay beneficiarios que no reciben la totalidad del subsidio, lo que hacer presumir que hay dinero que se estaría perdiendo en el camino.

Lo preocupante es que los fondos provendrían del gobierno provincial, debido a que en un principio habrían sido manejados por la Delegación de Políticas Sociales que está a cargo del vernista Pedro Arcuri, y posteriormente habría pasado al municipio, que actualmente está entregándolos.

Comentá la nota