Cuestión de responsabilidades

Se dijo que se eliminarían, pero recientemente la Gobernación garantizó su continuidad y dispuso un aumento del 50 por ciento de las partidas para los municipios. La seguridad: ¿cuestión provincial o municipal?
Las idas y vueltas sobre la viabilidad de las policías comunales siempre estuvieron circulando por la Provincia. Durante gran parte del año trascendieron versiones desde la Casa de Gobierno y alrededores sobre la eliminación de las policías comunales.

Hace menos de una semana, luego de una reunión con el ministro de Gobierno Eduardo Camaño y con el ministro de Seguridad Carlos Stornelli, el gobernador Daniel Scioli finalmente garantizó la continuidad de la Policía comunal en los distritos que cuentan con ese sistema, a la vez que dispuso un aumento del 50 por ciento en las partidas que se giran a esos municipios para el mantenimiento del servicio.

Si bien resta ver si este anuncio realmente se cumplirá y de dónde saldrá el aumento que anunció el Gobernador, existen otras controversias que siguen girando en torno a la Policía comunal.

Por un lado, hay municipios que defienden el proyecto, más allá de los tironeos por el presupuesto que mantienen con la Gobernación. Por otro lado, hay municipios que se sienten discriminados por no haber implementado el servicio, ya que desde la administración bonaerense no envían recursos como a las comunas que sí aceptaron el proyecto.

También hay municipios y otros sectores que sostienen que la seguridad debe ser papel del Estado provincial y que la "Policía debe ser una sola".

Más de sesenta municipios de la Provincia cuentan con el sistema de Policía comunal actualmente. El relevamiento realizado por Hoy indica que la mayor dificultad que afrontan las intendencias son los costos de mantenimiento de esas fuerzas. De acuerdo a lo establecido por la ley 13.482, el sustento económico de las policías comunales queda determinado según el convenio que se firme entre los municipios y el ministerio de Seguridad.

El reclamo generalizado es debido a la necesidad de una reactualización de esos convenios. Muchos de esos acuerdos no se han modificado desde la puesta en funcionamiento de las fuerzas policiales, y la suba de los costos ha sido asumida por las municipalidades.

Muchos recuerdan cómo, en mayo pasado, el intendente de Daireaux, Luis Oliver (UCR), unilateralmente decidió terminar con el convenio firmado con la Provincia, que le transfería responsabilidades sobre la Policía comunal.

Por esos días, el jefe comunal se quejó de que desde el Gobierno nunca cumplieron acabadamente con el envío de equipamiento y materiales. Y, entre otras cosas, pegó el portazo y en Daireaux se terminó la Policía comunal.

Hay otras experiencias de municipios que esperan que este anuncio de Scioli no sea

"otra promesa incumplida" del gobernador. También existe malestar en cuanto al financiamiento, dado que muchas comunas destinan fondos del presupuesto municipal.

Mayoritariamente, los intendentes que cuentan con la Policía comunal expresan su conformismo con el sistema. Al mismo tiempo, todos coinciden en las dificultades que genera la cuestión presupuestaria. Algunos jefes comunales realizan grandes esfuerzos mientras esperan una reactualización de las partidas, otros implementaron distintas formas de recaudación.

Algunos municipios que pusieron en funcionamiento el cobro de tasas para cubrir los gastos de seguridad son General Villegas, Roque Pérez, General La Madrid y Lobos. Este último distrito y Exaltación de la Cruz también han puesto parte de sus recursos municipales (autos y personal) para sostener el sistema de Policía comunal.

Voces críticas

Si bien hay municipios "conformes" con la Policía comunal, existen otros que ni siquiera lo implementaron y su situación es muy distinta: no siempre para bien.

En conversación con Hoy, el senador de la UCR Diego Rodrigo destacó que, según su relevamiento, hay muchos municipios que "se sienten discriminados" por no haberse adherido a la Policía

comunal.

Sucede que más allá de los tironeos entre la comunas que sí cuentan con el servicio y el Gobierno, hay recursos que les son enviados dentro del presupuesto. Esto no sucede con los municipios que no cuentan con la Policía comunal.

Más allá de esto, muchos análisis sostienen que la Provincia tendría que ser la encargada de la seguridad bonaerense. En ese sentido, Rodrigo avaló la idea de una sola Policía y crítico la gestión de Scioli por "sacarse la responsabilidad" de la seguridad y derivarla a los

intendentes.

"La seguridad es una responsabilidad de la Provincia", destacó el senador. Dentro de la Casa de Gobierno hay muchos que también sostienen que la Policía debe ser una sola. Además, reconocen que el tema aún está en estudio, dado que no hay total conformidad con los resultados hasta el momento.

La Plata y su Policía comunal

Cuando fue la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, el intendente Pablo Bruera se mostró interesado en la conformación de una Policía comunal para La Plata. Dentro de los análisis, el factor presupuestario presentaba el principal obstáculo para la viabilidad de este proyecto, teniendo en cuenta los problemas que afrontan los municipios que cuentan con esta fuerza.

Sin embargo, la normativa vigente no contempla la creación de esta fuerza para distritos como La Plata. La ley 13.482 establece que este tipo de fuerzas "actuarán en Municipios (...) con una población que no podrá exceder de los 70 mil habitantes". El partido de La Plata supera con creces este límite.

Entonces, se llegó a conjeturar que la Comuna platense tendría que apuntar la modificación de esta ley o apostar a la creación de una Policía regional que incluya a los distritos de Berisso, Ensenada, Brandsen y Magdalena.

En este sentido, Bruera manifestó hace tiempo que es necesario "trabajar con una Policía regional porque nosotros tenemos cuatro o cinco ciudades a las cuales las separa una calle. Hay que poner todo el esfuerzo en ello". Sin embargo, por estos días la idea parece estar en el olvido. Fuentes del Concejo le dijeron a Hoy que no hay ningún proyecto en vista y que la idea fue gestada como una "oferta de campaña" por Gabriel Bruera, hermano del intendente.

Comentá la nota