Una cuestión de poder

Por Roberto Guareschi (*)

El siguiente relato sirve para hablar sobre el periodismo futuro. La historia transcurre en Brasil pero el fenómeno que describe tiene protagonistas en todo el mundo.

El siguiente relato sirve para hablar sobre el periodismo futuro. La historia transcurre en Brasil pero el fenómeno que describe tiene protagonistas en todo el mundo.

Petrobras, cuarta petrolera del mundo, investigada por corrupción, creó un blog donde informa sobre sus actividades. Allí publicó semanas atrás las preguntas que grandes diarios –O Globo, etc.– le habían hecho llegar sobre sus escándalos, y las respuestas elaboradas por la empresa. Lo hizo antes de que esos mismos diarios las publicaran.

Imagínense que ustedes le envían un cuestionario a Kirchner; sus respuestas formarán parte de un artículo que publicarán la semana próxima. Pero Néstor publica enseguida las preguntas y sus respuestas en el site del PJ. Les ganó de mano.

Los periodistas brasileños pusieron el grito en el cielo:

—Asombrosa quiebra de la reserva que debe existir entre la prensa y la fuente.

—Actitud antiética.

Petrobras contraatacó:

—La reserva es un compromiso hacia las fuentes y no un privilegio de los medios.

—La relación entre Petrobras y los medios es esencialmente pública. Tanto las respuestas cuanto las preguntas son públicas, o deberían ser.

Algo así como: ¿qué se creen los periodistas? ¿Sólo es público lo que ellos quieren?

Este puñal va más adentro:

—Los blogs permiten una relación directa entre la fuente y los lectores, sin filtros, para que los lectores decidan qué les interesa, en la medida en que tengan acceso integral a las preguntas y las respuestas.

Petrobras defiende su derecho a llegar al público sin pasar por los filtros de los medios ni de los periodistas: quiere desmediarse.

Claro, los medios no son un embudo neutro: ejercen un control de la mediación. Tienen la cuota más alta de decisión sobre qué información consume la gente y con qué perspectiva se la presenta.

Ya saben, se puede titular (interpretar) de muchas maneras:

"La inflación, apenas 0,2%."

"Otro milagro del INDEC: 0,2% de inflación."

Ese control de la mediación garantiza un control del negocio y un control ideológico, claro.

Pero ese control está en crisis. Como dice Petrobras, las nuevas tecnologías permiten saltear a los grandes medios. Cualquiera se puede constituir en medio a través de su blog, de su sitio en Internet.

Hay un cambio radical en marcha en las condiciones de la mediación. Los grandes medios están perdiendo capacidad de alambrar el territorio y fijar reglas.

Ahora volvamos a la historia.

Recordemos: Petrobras publicó en su blog las preguntas de los diarios y sus respuestas antes que los diarios. Argumenta que eso les permite a los lectores tener más elementos de juicio. Es cierto, pero además eso le permite al lector saber algo del proceso periodístico, construcción casi siempre secreta.

Una vez que O Globo publica su artículo podemos comparar y saber qué elaboró O Globo a partir de las respuestas de Petrobras.

Yo festejo que la sociedad tenga cada vez más herramientas para controlarnos y defenderse de nuestros fallos. El mejor lector es el lector más informado, crítico y activo. Y ese lector producirá mejores periodistas, seguro.

Nuevas tecnologías, nuevas culturas. Resultado: un ambiente mediático mucho más fragmentado; menos concentración, más actores y más dinamismo. En otras columnas veremos cómo nos afecta a periodistas y no periodistas. Ahora digo que me parece justo que cualquier persona o institución quiera llegar a la sociedad con la menor mediación posible.

¿Cómo terminó la historia?

Petrobras reculó. Ahora publicará los reportajes que conceda no antes de la hora cero del día fijado para su publicación en el medio periodístico.

Mi hipótesis: tuvo miedo de enemistarse con medios y periodistas y quedar aislada.

Está bien que no se adelante a publicar la entrevista completa porque preguntas y respuestas son un trabajo conjunto de periodista y entrevistado. Pero me hubiera gustado un poco más de pelea: los conflictos son muy reveladores y éste nos hablaba del periodismo que viene.

En ese periodismo ni los periodistas profesionales ni los medios profesionales tendrán –ellos solos– el control de la pelota. Estoy seguro de que eso enriquecerá al periodismo.

*Periodista.

Comentá la nota