Cueste lo que cueste

Lo gritan los hinchas, lo saben Basile y sus players...Boca necesita recuperar la mística de la Bombonera y empezar a ganar ahí. A las 18.10, ante Godoy Cruz.
Es fundamental no perder puntos de local, porque así no podés salir campeón. Eso me imagino. Salvo que hagamos la media inglesa al revés, ganando de visitante y empatando de local. Pero eso sería una cosa de locos, ¿no?".

Boca debe ser imbatible en su cancha. Ese es un mandamiento que figura en los libros sagrados xeneizes y que, después de las épocas de vacas flacas en parte de los años 80 y 90, volvió a establecerse como pilar fundamental de las conquistas de Carlos Bianchi, desde mediados de 1998. Ganar en la Bombonera, para cualquiera, era imposible. La imagen del público visitante festejando, arrinconado allá arriba en la popular del Riachuelo, parecía haber quedado archivada para siempre. Pero Boca, en la temporada pasada, empezó a sufrir un repentino revés en lo que había vuelto a ser costumbre. Y a Alfio Basile, más allá de bromear con la media inglesa invertida, le preocupa esta mala racha. Después de quedar afuera de la Sudamericana, hoy más que nunca necesita empezar a hacerse fuerte de local, justo ante Godoy Cruz, un rival de pesadilla.

El empate con Vélez, por la copa, también ante Argentinos y Newell's por el torneo local, lo golpearon al Coco en los primeros pasos desde regreso al club. Enseguida se dio cuenta de que la mística de ese templo sagrado parecía haberse roto y se encargó de remarcarlo. Considera que existen las rachas y sabe que están en medio de una negativa. "Es fundamental ganar de local", insiste el DT, y se lo dice seguido a sus players.

Esta serie negativa en la Bombonera no es nueva. Nació en la temporada pasada con Ischia, cuando la falta de respeto del visitante se hizo costumbre curiosamente en el Apertura 08 en el que al final fue campeón. Tigre, Vélez y Estudiantes supieron ganarle en ese campeonato a Boca en su casa. Y se repitió en el torneo siguiente, con Newell's, Banfield y Gimnasia LP. Esas seis derrotas se convirtieron en la peor marca de local de la última década, con tres caídas más que las temporadas 01/02 (Bianchi/Tabárez) y 04/05 (Brindisi/Benítez). Y hasta sufrió la eliminación de la Libertadores 09 en casa, 0-1 ante Defensor...

Tampoco es que se trate simplemente de resultados. Lo que se ve en los últimos años en los rivales es atrevimiento para esperar y de a poco animarse a salir, manejar la pelota, jugar, atacar. Como sabiendo que es posible desestabilizar la estructura defensiva xeneize. "Tenemos que empezar a recuperar la mística de la Bombonera, no podemos permitirnos perder más puntos ni que los rivales vengan a manejarnos la pelota", opina Julio Cáceres, a tono con la mayoría de sus compañeros.

Aunque este equipo no perdió en la Bombonera, ocurre que los tres empates alcanzan una efectividad del 33% de los puntos, por debajo del 59% de la temporada pasada y más lejos del 79% de la 07/08. Lo sabe Basile y lo saben los jugadores. Y también lo cantan los hinchas. "Esta tarde cueste lo que cueste, esta tarde tenemos que ganar...". Porque si no, como dice Basile, va a ser difícil salir campeón...

Comentá la nota