"Me cuesta creer todo el culebrón que se armó por una llamada"

"Me cuesta creer todo el culebrón que se armó por una llamada"
Carlos Reutemann calificó de un "culebrón increíble" el supuesto acuerdo al que habría llegado con el PRO de Santa Fe y desmintió nuevamente a Marcelo Muniagurria al negar que haya existido una conversación para que la fuerza que lidera Mauricio Macri lleve en la boleta su nombre como candidato a senador.
"Resulta que ahora soy del PRO; es un culebrón, me cuesta creerlo", lanzó ayer a LaCapital Reutemann en medio de carcajadas, que se hicieron más estentóreas cuando se enteró que un medio porteño hizo un fotomontaje con Macri tocando el bombo, con la imagen de Perón en la caja y la leyenda "Porque es un buen compañero".

Repuesto ya de la risa, el Lole comentó con tono grave: "Los medios nacionales que están de punta con Kirchner quieren poner: «Reutemann, Solá y Macri, un solo corazón»"..

Detalles. Reutemann detalló que el lunes pasado, a eso de las 17, estaba viajando con su auto por una ruta de Entre Ríos cuando recibió en su celular un llamado de Muniagurria. "Me comunicó que mi figura cae simpática entre los partidarios del PRO y que querían apoyar mi candidatura a senador. Yo le contesté: «Muchas gracias, Marcelo», y ahí terminó todo. Luego hablamos de autos antiguos y del campo. La conversación habrá durado unos cuatro minutos, y se armó todo este culebrón", se quejó el ex gobernador en diálogo con LaCapital.

"Jamás hablamos de un acuerdo, pero resulta que después me entero de la conferencia de prensa, de todo este culebrón increíble. Eso no es lo que hablamos. En todo caso, si me tienen simpatía, que la demuestren en el cuarto oscuro", añadió.

Reutemann descartó, como lo anunció Muniagurria, que su nombre pueda ir anexado a la boleta de diputados del PRO. "Eso no existe, no sé si se puede, pero no existe", insistió, y reiteró que él es candidato por el Frente Santa Fe Federal, en alianza con el MID, la democracia cristiana y el Partido Conservador Popular.

Luego especificó que hacía mucho tiempo que no tenía contacto con Muniagurria, quien fuera vicegobernador en su segunda gestión en la Casa Gris (1999-2003). "Hacía como dos o tres años que no hablaba con Marcelo, pero fue una conversación de tono personal, le dije gracias por el apoyo, nada más".

Reutemann aseguró que se enteró por los medios del tenor de la conferencia de prensa que brindó Muniagurria el martes en la ciudad de Santa Fe. "Eso no estaba hablado, y menos que lo iba a anunciar a los medios", reiteró.

Admitió, sin embargo, que la noticia "vende" en Buenos Aires, porque lo colocan en el frente anti-K, junto a Felipe Solá, Francisco De Narváez y Mauricio Macri. "Soy candidato en Santa Fe, por el Frente Federal, no del PRO", remarcó una y otra vez.

Mugrienta. Reutemann, quien el 28 de junio intentará revalidar su banca en el Senado, dijo que ya se están viendo indicios de cómo será la disputa en el terreno dialéctico y mediático. "Va a ser una campaña mugrienta, sucia, con mucha agresión", avizoró.

Para abonar su sospecha, dijo que la campaña todavía no empezó y ya se comienzan a ver síntomas de que será "mugrienta".

El resultado, si se mantiene en este tenor, será para Reutemann una demostración más de cómo la política auyenta al ciudadano. "Cuánto más sucia sea la campaña, más la gente se va a alejar de la política", reiteró.

Por otro lado, dijo que la integración de las listas recién se sabrá sobre el filo del cierre, que es el 9 de mayo.

Comentá la nota