"Lo cuento como a uno del torneo, je".

"Lo cuento como a uno del torneo, je".
Lugüercio, rey sin corona, se puso como objetivo empezar a meterla y le da crédito al gol contra el CEFAR. Pero avisa: "Prefiero hacer tres útiles y no diez sin valor".
Extraño caso el que vincula de raíz a Pablo Lugüercio con lo más efusivo del sentimiento académico. Rey sin corona, el Payaso se ganó al pueblo en cada corrida, en cada bocanada de oxígeno que dejó en la atmósfera del Cilindro. Fue estandarte de la agresividad del equipo de Caruso en la temporada pasada y ni siquiera su notoria falta de gol, déficit fundamental si de delanteros se trata, lo privó de ganarse la continuidad en el plantel. La dirigencia invirtió en él 1.200.000 dólares para comprarle la mitad del pase y el ex Estudiantes sabe que desde las esferas más altas esperan mucho de su productividad. "Voy a hacer todo lo posible para que recuperen toda la plata que pusieron y hasta quiero que saquen mucha más", le dice Lugüercio a Olé, algo preocupado porque todos sus compañeros ya están almorzando en un salón del Sheraton Pilar y sabe que será el foco de todos los chistes de la mesa.

-¿Sentís una presión extra por lo que invirtió el club en vos?

-No, yo sólo estoy agradecido porque me recibió apenas llegué de Estudiantes y ahora me compró la mitad del pase. Quiero que las cosas me salgan como hasta ahora para retribuir toda esa confianza.

-Imagino que tu objetivo personal debe ser hacer más goles...

-Y... La realidad es que tengo que meterla un poco más. Contra los libres pude convertir y eso es bueno porque te va dando confianza y más en el caso mío que no estoy muy acostumbrado. Lo cuento como a uno del torneo, je.

-¿Te fijás una cantidad a la cual intentar llegar?

-Mmm... (duda). Trato de pensar más en los objetivos grupales. Quiero que el plantel sea protagonista del campeonato y entre a la Libertadores. Después, si puedo hacer goles, mucho mejor. Pero ojo, prefiero hacer tres útiles y no diez sin valor. Si con mis pocos goles podemos sumar puntos yo voy a estar muy contento igual.

-¿Pero una cifra?

-Siete goles. Difícil, pero los voy a buscar.

-¿Cómo se sintieron en el primer amistoso?

-Antes de jugar ya nos dimos cuenta de que no podíamos, ja. El día anterior hicimos un doble turno muy exigente y no dábamos más. No se puede evaluar el rendimiento del equipo en el partido contra el CEFAR. Igual fue bueno haberlo empatado, pese a ser intrascendente. Nunca es bueno perder a nada.

-Llegaron muchos compañeros nuevos, ¿cómo se están adaptando?

-Bien. En este grupo hay compañerismo y tratamos de que los chicos nuevos sean bienvenidos. Si ellos se sienten bien van a rendir en plenitud y nos va a servir a todos. El grupo es nuestra mayor virtud.

Comentá la nota