Cuento Chino: Pulti ya le habría soltado la mano a un funcionario

En el marco del Programa Tres Veces Más, el Director Ejecutivo del Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado, José Luis Ovcak, realizó las gestiones ante la Secretaría de Energía de la Nación en "carácter de responsable" del proyecto de recambio de luminarias del Partido de General Pueyrredon.
Ya se habrían registrado desperfectos técnicos en los artefactos de origen chino recientemente colocados en Batán. Tal como adelantó este vespertino digital, el pasado viernes, el intendente Pulti habría decidido desistir del señalado funcionario como responsable de la Dirección Técnica General de la mencionada obra de alumbrado.

0223.com.ar tuvo acceso exclusivo a foja del borrador del decreto de designación, registrada bajo el n° 1548, que fue anulada por el Jefe Comunal. En dicho texto, se señala que "el ingeniero José Luis Ovcak a cargo de la Dirección Ejecutiva de Servicios y Gestión Ambiental ha realizado a la fecha las gestiones ante la Secretaría de Energía de la Nación en carácter de responsable del proyecto de luminarias de alumbrado público en el Partido de General Pueyrredon".

Cabe recordar que la Municipalidad de General Pueyrredon anunció que se encuentra abocada a la repotenciación del alumbrado público. Para ello se ha adherido al Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PRONUREE) lanzado por el gobierno Nacional. De esta forma, las luminarias contarán con la tecnología de vapor de sodio para ahorrar energía y potenciar la iluminación en el marco del denominado Programa Municipal Tres Veces Más, según se afirmó el Ejecutivo Comunal.

Este programa tiene como objetivo el recambio de la luminaria y la lámpara de los equipos actualmente instalados de Alumbrado Público de Seguridad (APS), popularmente conocida como "bracito". En esta etapa se cambiarán todas aquellas que posean lámparas de mercurio de 80 watt (luz blanca) por nuevas lámparas de sodio de 70 watt. Una ignota firma habría ganado el segundo llamado de la licitación pública denominada "Adquisición de Artefactos de Iluminación para el Alumbrado Público (PRONUREE)". El gobierno nacional destinó 18 millones de pesos al municipio para concretar la señalada obra.

Empleados municipales que integran el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado le confiaron a este vespertino digital que "la Comuna no habría realizado ninguna prueba de ensayo antes de instalar las luminarias chinas" y que, inclusive, cámaras empresariales vinculadas al sector le habrían advertido al intendente Pulti sobre la mala calidad de los artefactos orientales; aunque no habrían sido escuchadas.

En Batán, por ejemplo, una parte de los nuevos foquitos debieron ser recambiados por graves deficiencias técnicas constatadas a las pocas horas de haberlos instalado. Así lo confirmó el propio Delegado Municipal, Ernesto Lenzo, en declaraciones a Radio Nativa, al señalar que "algunas luminarias" que se fueron cambiando en el barrio "tuvieron fallas o han durado muy poquito".

Por su parte, en declaraciones a FM 99.1, el concejal Carlos Katz adelantó que pedirá el controvertido expediente de las luminarias chinas para comenzar un exhaustivo análisis. "Esperemos que no le falta ninguna hoja al expediente", señaló el edil.

Comentá la nota