Cuentas públicas e inodoros: Legislatura desopilante

La sesión de la Legislatura neuquina abundó en consideraciones sobre un presupuesto que todavía no se trata, pero que la coyuntura igual pone sobre el tapete. La oposición opinó que la provincia navega sin brújula, y el oficialismo criticó que se incentiven los cortes de ruta. No faltó el tema inodoros, por la pintoresca sobrevaluación denunciada por Inaudi en la obra de la ciudad judicial.
En un contexto de incertidumbre sobre lo que finalmente hará el MPN con el presupuesto para este año (a cuatro meses de terminar el período), la discusión política en la sesión de la Legislatura de este jueves se centró precisamente en el estado de las cuentas públicas provinciales.

El encargado de defender la postura oficialista fue Rolando Figueroa, del MPN. El diputado defendió los números aportados por el Ejecutivo y dijo que "no fue desacertado valuar con prudencia los ingresos provinciales" a principio de año. Explicó que gran parte de las partidas están destinadas a planes sociales, reclamó un trabajo a conciencia para su conversión en trabajo genuino y consideró que hay cortes de ruta que son incentivados por la oposición.

A Figueroa lo refutó quien aparece con sumo protagonismo en los últimos tiempos, la diputada del Frente Grande, Soledad Martínez. La legisladora no solo cuestionó la demora en el tratamiento del presupuesto 2009, estimado en 6.200 millones de pesos, sino que, comprensiblemente, concluyó que atenta contra la función de contralor del Poder Legislativo.

Martínez destacó que el presupuesto presentado a principio de año se diseñó con un dólar a 3,10 y un barril de petróleo a 40 dólares, indicadores que están desactualizados (el dólar supera los 3,80 pesos y el barril del petróleo oscila por encima de los 70 dólares).

"Aún así nuestro presupuesto es 20% más alto que el de la provincia de Santa Fe", comparó. En ese sentido, consideró insostenible que con ingresos mayores a los previstos no se realicen inversiones en educación, salud y vivienda. Concluyó que la situación significa que la provincia "no tiene brújula", y sostuvo con cierta ironía que sería bueno que el presupuesto 2009 se aprobara antes de fin de año.

Figueroa sorprendió al cargar las tintas cuando dijo que la oposición "incentiva los cortes de ruta". Dio otra pista sobre el estado de ánimo oficialista al cuestionar la continuidad de subsidios a personas que están en esa condición desde hace 8 años (es una responsabilidad básicamente del Ejecutivo, sin embargo, actualizar y modificar ese padrón).

Señaló que sectores de la oposición no apoyaron la prórroga de contratos que significaron mayores ingresos para la provincia y pero sí lo hacen con los reclamos salariales.

El precio de los inodoros del edificio de la "ciudad judicial", disparatado aporte legislativo a una discusión, fue motivo también de refutación. Figueroa respondió a la denuncia del diputado Marcelo Inaudi respecto al costo de tales artefactos sanitarios. Tras aclarar que la obra no tiene vínculo con el oficialismo, por tratarse del Poder Judicial, "que posee total autonomía", observó que el pliego dice que el costo unitario de dicho artefacto es de 721 pesos y para discapacitados de 1085, razón por la cual concluyó que se faltó a la verdad (Inaudi había asegurado que cada inodoro se cotizaba a 20.000 pesos según la empresa constructora).

Comentá la nota