Las cuentas de Mar del Plata se triplicaron en cinco ejercicios

Este año el presupuesto municipal superaría los mil millones de pesos.
Este año, la Municipalidad de General Pueyrredon podría contar con un presupuesto que supere la barrera de los mil millones de pesos. Si bien el Departamento Ejecutivo elevó un proyecto que establece un monto de $924.489.942, lo cierto es que mientras los concejales aún debaten el tema, la Secretaría de Economía y Hacienda ya prepara algunas modificaciones que terminarán elevando esa cifra.

El primer cambio consistirá en incorporar la totalidad de los 99 millones de pesos que el gobierno nacional se había comprometido a otorgar durante este ejercicio para financiar obras de pavimentación y bacheo en la ciudad.

Por prudencia, el Ejecutivo sólo había colocado parte de ese monto en el proyecto original que les giró a los concejales, es decir, unos 20 millones de pesos.

Pero cuando el expediente ya había sido elevado al Concejo, el gobierno nacional dio la autorización para que la Municipalidad utilice la totalidad de los fondos durante este año. Esto permitirá ahora elevar el monto del cálculo de gastos y recursos de manera considerable.

Pero ésta no sería la única razón por la que el presupuesto municipal de 2009 podría tener cambios en los próximos meses, superando los 1000 millones de pesos.

Es que existe la posibilidad de que los trabajadores municipales hagan algún planteo de recomposición salarial, lo que obligaría al gobierno a buscar fuentes de financiamiento para hacerle frente a una suba de los gastos en personal.

En comparación con el de 2008, el presupuesto de 2009 que están considerando los concejales es un 41,7% más elevado.

Según fuentes oficiales, el cálculo de gastos de 2008 -que aún falta consolidar- terminó siendo de $652.833.182. Aunque inicialmente la cifra era menor (de unos 611 millones de pesos) debido a que todavía no se le había incorporado el impacto del aumento salarial otorgado a los trabajadores municipales y acordado en agosto último.

Si la cifra propuesta para el ejercicio 2009 se compara con la del presupuesto de 2007, el salto resulta aún mayor.

Los gastos finales autorizados hace dos años fueron de $580.195.508 lo que representa una diferencia de casi el 59%. Si se va más hacia atrás aún y se tiene en cuenta que los gastos aprobados y definitivos para 2006 fueron de $512.545.189, es posible determinar que, en comparación con las previsiones actuales, el presupuesto de la comuna local creció un 80% en cuatro períodos. Cotejar las cifras presupuestarias del período 2006-2009 resulta una tarea relativamente sencilla, ya que desde hace 4 años la comuna local así como las del resto de la Provincia utilizan el Rafam, un sistema único de gestión administrativa que permite obtener sin demasiados inconvenientes los detalles de los presupuestos de cada ejercicio.

Pero si se pretende continuar con la secuencia histórica incorporando los años previos a 2006, las comparaciones no suelen ser tan precisas. Aún así, es posible efectuarlas. Por ejemplo, el presupuesto municipal de 2005 ascendió unos 290 millones de pesos, lo que marca una diferencia del 75% respecto del cálculo de gastos y recursos del año siguiente. Y en relación con el proyecto presentado este año, el presupuesto municipal se triplicó respecto desde el 2005.

En rigor, la diferencia existente entre el ejercicio 2005 y el 2006, representó el salto interanual más alto en cuanto a montos de refiere de la historia reciente del municipio.

Es que en ese momento comenzó a utilizarse un nuevo criterio para la confección del presupuestos del municipio, incluyendo dentro de ellos grandes obras públicas que, en rigor, tenían el financiamiento de la Nación o la Provincia. Así, la construcción se la estación ferroautomotora, el colector noroeste o de complejos de vivienda comenzaron a formar parte de los presupuestos municipales, aún cuando el papel de la comuna se limitara a actuar como el "gestor" de los pagos o a veces, ni siquiera eso.

Ese criterio fue el que provocó la elaboración de cálculos de gastos y recursos abultados, ya que no sólo incluían los ingresos propios y coparticipables.

Lo curioso fue que desde entonces varias obras que no se ejecutaron -como es el caso de la construcción de un millar de casas del Plan Federal de Viviendas- fueron pasando de ejercicio en ejercicio, manteniéndose en el cálculo de recursos durante tres años consecutivos.

Además de la tendencia de incorporar como parte del presupuesto municipal obras financiadas tanto por la Nación como por la Provincia, la inflación también explica en gran medida las razones por los que año a año fueron creciendo los gastos del Estado local.

Comentá la nota