Las cuentas de atrás para adelante que perturban a Pulti

Las cuentas de atrás para adelante que perturban a Pulti
Faltan horas para el cierre de las listas y todavía hay muchas incógnitas en Mar del Plata. Acá, un panorama de las internas de cada partido.
A tan sólo 96 horas del cierre de listas hay varias incógnitas por resolver. Por ejemplo, si el intendente de Tigre, Sergio Massa, será candidato a diputado nacional enfrentando al kirchnerismo, o no. Dato no menor, ya que según indican sondeos de opinión de diversos consultores complicaría la performance electoral no solo del kirchnerismo sino también -y especialmente- de los demás frentes opositores.

En nuestra ciudad también reina el desconcierto y lo que más perturba al oficialismo local no son las internas de Acción Marplatense, o si Massa juega o no juega, sino ver cuántos partidos políticos llegan al piso necesario para obtener una banca, ya que en octubre se renuevan 12 bancas y es necesario superar el piso de 8,33 % de los votos positivos (no se cuentan ni los blancos ni los anulados para hacer el cálculo) para acceder.

Acción Marplatense

Hoy AM, que llevará una boleta de concejales adherida a los candidatos del kirchnerismo en la Nación y la Provincia, tiene el desafío de renovar nada más y nada menos que 8 bancas, para lo cual necesitaría sacar más del 60% de los votos, cosa imposible, o que sólo otras dos fuerzas consigan pasar el piso de 8,33% y no superar el 16,66% de los votos, otra cosa también imposible.

Los candidatos que suenan para encabezar la lista oficialista son Alejandro Ferro, “médico prestigioso e independiente", Marcelo Artime, hombre de Amado Boudou y miembro fundador de AM, y el presidente del partido Santiago Bonifatti, tal vez la figura que más cabalmente representa el espíritu fundacional del partido.

Nadie se arriesga a pronunciar quién tiene más o menos chances, ya que el lord mayor de la ciudad puede guardar un as en la manga y sorprender a propios y extraños con un candidato, para profundizar su alineamiento con la rosada o para profundizar su perfil vecinalista que lo vio nacer.

Las cuentas que hacen los oficialistas Hipólito Yrigoyen presuponen que el frente de Francisco de Narváez que encabeza Emiliano Giri en lo local, llegará al piso y colocará de 2 a 3 bancas, si no juega Sergio Massa. El Acuerdo Cívico y Social también alcanzará el piso y logrará de 2 a 3 bancas y Carlos Arroyo también llegará al piso y obtendrá 1 banca, es decir, si esta fuese la cuenta Acción Marplatense tendría entre 5 y 7 bancas y la oposición entre 7 y 5, pero la situación es mucho más compleja.

Acuerdo Cívico y Social

El Acuerdo Cívico y Social tiene innumerables ruidos en su composición nacional y ni que hablar en la local. Para tres cargos expectantes hay siete que quieren encabezar.

Por un lado, Gustavo Tato Serebrinsky, "el dueño de la lapicera", ex diputado nacional, entra en la ciudad como hombre de Alfonsín. Vilma Baragiola va por su reelección y se quiere anotar para disputar el 2015. Por el lado del socialismo van con Albertito Rodríguez, mientras que Libres del Sur va con Victoria Vuoto, y los socialistas no albertistas y el GEN algo se quieren llevar.

A todo esto, Tato dijo: “Si a Vilma no le gusta la lista que arme otra”, y Vilma se envalentonó: “Tengo partido para ir sola y sacar dos concejales”.

Albertito con el socialismo dividió y mira de afuera qué hacer, mientras la inquieta Vuoto dice: “Nosotros no vamos a ser la liebre de la boda vamos a internas”.

Si esto se configura así, Pulti empieza a ver peligrar el quórum ya que si Tato va con el Acuerdo Cívico y Social por un lado se alzaría con 1 o 2 concejales y si Vilma hace lo propio con boleta corta podría llegar al piso y alzarse con 1 o 2 bancas. Aparentemente, la UP tenía razón y el FAP queda como socio menor mirando una pelea que no le es propia. Habrá que ver cuál es el marco de alianzas nacionales y seccionales para ver cómo el GEN, el socialismo y Libres del Sur se comportan. Esto será desequilibrante y los radicales, tanto unos como otros, los necesitarán y deberán ceder el segundo lugar para fortalecer la batalla.

El denarvaísmo

Con la esperada definición de Sergio Massa, el denarvaísmo local dio el puntapié inicial de lo que será a nivel provincial. Francisco sumó a sus filas a dirigentes del Proa (radicales Pro) y llevará de candidato a senador por la quinta a José “Pepe” Scioli, hermano del Gobernador de la provincia. El denarvaísmo siempre ha tenido buena recepción del electorado local y será la primera vez que lleve un candidato local propio con chances de llegar al Concejo.

Sin la presencia de Massa en el cuarto oscuro, las posibilidades del “Colorado” crecen no solo para acceder a una banca sino para conquistar 2. Se habla de que en la lista podría estar la hermana de un importante dirigente gremial que le garantizaría la fiscalización y el "aparato" necesario para la contienda electoral.

El massismo

Agazapado, el hombre de mil batallas, Juan Garivoto, espera con la lista armada. Si bien no hubo declaraciones públicas ni rimbombantes, Garivoto tiene para encabezar la lista a Cristian Azcona que, si bien no tiene ni un alto nivel de conocimiento, ni una gran estructura, colgado a la boleta de Massa podría llegar al piso de los 8,33 o arañarlo y quedaría fuera por poco.

La FE en Arroyo

Si bien el partido FE del Momo Venegas fue inscripto por Julio Lobato, se especula que Carlos Arroyo mantiene negociaciones con este espacio. El FE pone la estructura partidaria y militante y Arroyo el nivel de conocimiento y los votos que ya ha demostrado tener, para pasar el piso y alzarse con 1 ó 2 bancas.

El Frente para la Victoria

El FpV tiene pintada la cara para la guerra. Las huestes de Carlos Cheppi (Segarra, Rodríguez, Calamante, Raverta y otros) dicen ya tener la lista armada y que llevarán la representación del kirchnerismo auténtico a las urnas y al Concejo Deliberante para engrosar el bloque.

A ciencia cierta la lista es un secreto bien guardado. En el cheppismo plantean que “los vecinos de Mar del Plata no quieren una fotocopia descolorida del kirchnerismo”, en franca ironía hacia el intendente local.

Frente a las especulaciones que plantean que no llegarían al piso y no colocarían ningún concejal, argumentan que “el que dice eso no entiende un carajo de política”. “El peronismo marplatense en su peor momento siempre tuvo concejales, por qué hoy, con un proyecto nacional y popular vigente y en crecimiento, no tendría concejales”, expresaron.

En la interna y en la vereda de en frente al cheppismo, se para el dirigente de la Güemes enrolado en Unidos y Organizados, Emilio Alí, que reclutaría al pultismo k un puñado de funcionarios municipales de agrupaciones menores al kirchnerismo. Algunos funcionarios de Pulti se jactan en decir “para que los de Cheppi lleguen al cuarto oscuro se van a tener que enfrentar con nuestro pollo”, con una sonrisa socarrona. Aluden claramente al impulso y el financiamiento que le otorgan a lista de Alí. Habrá que ver si estas dos listas van a las Paso, y quién será la representación del kirchnerismo puro en Mar del Plata.

El silencio del ultrasciolista Rodolfo "Manino" Iriart abre una incógnita: ¿Juan Curuchet equilibrará la balanza para Pulti o para el Frente para la Victoria?

¿Qué pasará?

Ajustándonos a números, lo cierto es que para que Pulti pueda sacar más de 4 concejales propios, deberá sacar más del 34 por ciento y con el resto intentar pelearle 5, tarea no fácil en un escenario tan fragmentado. Si saca menos del 30% y el Acuerdo Cívico y Social saca 2, Baragiola 2, De Narváez 2, el FpV 2 y Arroyo saca uno, Pulti deberá conformarse sólo con 3 bancas y en diciembre comienza otra película: gobernar con el Concejo en minoría.

Hasta las cero horas del sábado 22 de junio son solo especulaciones. A partir de ese momento, el crupier de la casa de piedra dirá “¡no va más!” y habrá que esperar el turno electoral para ver si las apuestas estaban en el plano apropiado o si el 0 deja pelados a los que jugaron a color, docenas, pares o nones.

La Columna de Miércoles hace su apuesta. No importa quién gane, lo importante es que sea en libertad y en democracia. Lo demás, nos guste o no, lo define el soberano.

PD: les pido disculpas a aquellos sectores y dirigentes que no fueron mencionados en esta columna, pero, a mi entender, quienes aparecen son los que estarán en la discusión en las próximas elecciones. Si me equivoco, la historia me absolverá.

Coment� la nota