Le cuentan los Díaz...

El presidente del América admitió que el Pelado no está seguro y que hay malestar con el DT.
Allá por 1996 también estuvo a punto de ser despedido de River y siguió tras una cerrada votación de la Comisión Directiva. En el América las decisiones son más personales, entre el presidente Michel Bauer y el dueño de Televisa (propietario del club), Emilio Azcárraga Jean. ¿El prónóstico? Reservado.

Las últimas declaraciones de Bauer incrementaron la incertidumbre sobre el futuro de Ramón Díaz. "Un ultimátum siempre hay cuando no logras tus objetivos, hay que tomar cartas en el asunto, hay que hablar, ver por qué no se lograron los objetivos trazados", tiró.

Entonces, le preguntaron al directivo si podía asegurar la continuidad del riojano. "En el América nadie está seguro (...) La directiva tiene una molestia importante con el cuerpo técnico", explicó. El malestar creció por la eliminación en la Interliga, que dio dos cupos a la Copa Libertadores (para Pachuca y Chivas). El Pelado guardó a cinco incorporaciones y el 4-1 sobre la hora de Atlas eliminó a las Aguilas. "La expectativa existe con o sin inversión (NdeR: según la prensa, 25 millones de dólares), el América siempre genera esa expectativa y siempre hay detrás del equipo una responsabilidad. La gente exige mucho y jugamos cada partido como una final".

Según Bauer, se aceptaron las explicaciones de Ramón por las bajas ante Atlas, sobre la fatiga de los futbolistas. "Pero lo que nos va a dar la razón es el campeonato, y si no se dan los resultados vamos a tener que tomar decisión".

A Ramón le trajeron ocho refuerzos para el Clausura: Beausejour, Chitiva, Valenzuela, Pavel Pardo, De Pinho, Reyna, Ortiz y Castillo. La mayor cantidad de incorporaciones desde el 2005. Dio de baja al Pocho Insúa, el Chango Moreno, Seba Domínguez y Villa, ídolo de la hinchada.

El domingo es el debut ante Santos, de visitante. La siguiente fecha también es afuera, frente a Morelia. Son dos rivales bravos. Y ya surgió una versión de que buscan a Schuster...

Comentá la nota