Cuenca zafó de interpelación

Cuenca zafó de interpelación
Los bloques del PJ fracasaron ayer en su intento de interpelar al ministro de Seguridad, Daniel Cuenca en el recinto de la Cámara de Diputados para pedirle explicaciones por los secuestros extorsivos en Santa Fe. El proyecto fue presentado con un pedido de tratamiento sobre tablas, pero el Frente Progresista impuso su mayoría automática y lo rechazó. De cualquier manera, el presidente de la Cámara, Eduardo Di Pollina se comprometió a realizar una gestión de buenos oficios para que Cuenca concurra a dialogar con los diputados. Lo que significa que no habrá interpelación sino una reunión -posiblemente a puertas cerradas y sin la presencia de la prensa- en la oficina de Di Pollina, en la Legislatura.
Ayer, el ministro confirmó que hubo dos secuestros extorsivos en Santa Fe en los últimos 60 días, pero descartó la posibilidad de que "bandas de secuestradores" estén operando en el Gran Santa Fe. "El único camino que existe para combatir estos delitos es que las víctimas recurran a la Justicia o a las fuerzas de seguridad. Incluso, pueden comunicarse directamente con los responsables políticos del área", dijo

-¿Hay bandas de secuestradores que estén operando en la zona? -le preguntó El Litoral.

-Con los elementos que tenemos hasta ahora no podemos hablar de bandas de secuestradores. No tenemos suficientes elementos como para sostener esta posibilidad. Estos dos hechos no nos demuestran que estemos frente a bandas organizadas, como las que existen en otras provincias -contestó Cuenca.

-¿Cómo definiría entonces a estos delincuentes?

-En uno de los hechos (el de Arroyo Aguiar) fueron a robar y terminaron privando de la libertad a una de las víctimas. No fue planeado como un secuestro. Iban a robar una determinada cantidad de dinero que, suponían, estaba en la casa. Como la plata no estaba, se llevaron a un joven para pedir rescate.

-En el caso de Santo Tomé, ¿sí se puede hablar de una intención inicial de secuestro?

-Es más claro que estaban buscando algo de la persona que retuvieron. Sí, existen elementos más puntuales. Pero, en ambos casos las víctimas fueron devueltas sin daños y en pocas horas.

Comentá la nota