Cuenca, sobre Atilra: “Ni el propio gremio esperaba tanta gente

El ministro de Seguridad provincial reconoció que estaban avisados sobre posibles incidentes pero se manifestó "sorprendido por la magnitud" de los hechos de violencia. Dijo que hubo operativos previos y aclaró que la Policía no necesita una orden para actuar ante delitos o disturbios.
El ministro de Seguridad de la provincia, Daniel Cuenca, reconoció que su cartera había sido advertida sobre la posibilidad de incidentes entre facciones de Atilra, pero se manifestó "sorprendido por la magnitud" de los hechos de violencia de este miércoles frente a la sede rosarina del gremio. Y señaló que ni la propia asociación de trabajadores esperaba tanta gente en la manifestación, que dejó al menos una persona muerta por los hechos de violencia.

"Estoy muy conmovido y preocupado por los hechos. Me recordaron a otros actos violentos de la Argentina en las peores épocas; hacía años que no se veía algo así. Y estoy sumamente sorprendido no sólo por la cantidad de gente que llegó sino por la magnitud de la violencia entre gente de un mismo gremio", expresó el funcionario en Radio 2.

En ese sentido, Cuenca admitió que al Ministerio había llegado un escrito en el que se exigían garantías de seguridad para los asistentes al acto en San Luis e Iriondo. Sin embargo, consideró que el número de personas de distintas divisiones sindicales -muchas provenientes de afuera de Rosario- excedió lo que se esperaba.

"La gente llegó en una suma muy superior a la que se mencionaba previamente, más de la que esperaba el propio gremio. Desde temprano hubo operativos para chequear a los vehículos que entraban a la ciudad, pero al no haber elementos para poder actuar, se los escoltaron hasta el lugar", explicó el ministro.

"La policía no necesitaba una orden"

En relación al proceder de la policía, apuntada por su presunta pasividad ante los incidentes, Cuenca aclaró que hay casos en que las fuerzas de seguridad "no necesitan una orden para actuar".

"Es como en la cancha -ejemplificó-, no nos llaman a nosotros. No necesitan una orden para actuar ante disturbios o delitos. El jefe del operativo interpretó que lo que se hizo era lo adecuado para ese momento. Pero no es que no se actuó, sino que se lo hizo con prudencia", remarcó.

Asimismo, el funcionario afirmó: "Estamos muy preocupados porque esto se investigue. Debemos evaluar los hechos en el marco de una investigación judicial, con la que vamos a colaborar para que sea lo más clara posible".

Comentá la nota